Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Opiniones de bochorno

Ángel Ruiz Cediel
Ángel Ruiz Cediel
@angelruizcediel
viernes, 21 de mayo de 2010, 07:19 h (CET)
Tal vez, desoyendo o ignorando el aserto de la conciencia Krishna que reza que “La lucha nos hace fuertes”, o aun la afirmación de Nietzsche de que “Lo que no me mata me hace más fuerte”, en el día de ayer los normalmente críticos adversarios del gobierno socialista que conforman el elenco de aguijoneadores del programa "Madrid Opina" de Telemadrid, perdonaron increíblemente a don José Blanco, Ministro de Fomento, quien había acudido al programa como víctima y salió de él como triunfador absoluto. Algo incomprensible, especialmente por cuanto nada había más fácil que descubrir ante una nutrida y fiel audiencia los muchos y vergonzantes fiascos de ese partido que ha conducido España al abismo en que se encuentra, en absolutamente todos los órdenes sociales.

O tal vez fuera una piedad mal entendida, aplicando el principio de que del árbol caído no se hace leña. Poca fe tiene el huevo para salir de la sartén, en fin, y, con actitudes semejantes, sólo queda pensar que estos críticos tan acídulos lo son exclusivamente en ausencia del adversario, pero que en su presencia les tiemblan las piernas y la voz se les torna balbuceante. Y no, no se hace leña con el árbol caído, sino que se le quema, se le utiliza de combustible para que, al menos, sirva para algo y no vuelva a crecer.

Quedó claro en tan bochornoso espectáculo que estos críticos ni son valientes ni tienen argumentos sólidos, lamentablemente. Que una víctima que les llegaba atada de pies y manos por su propia y supina incompetencia fuera capaz no sólo de salir ilesa, sino de cerrar la boca a tan aparentemente celosos desnostadores, fue un espectáculo de una tristeza inenarrable. Sólo les faltó hacer la ola al ministro cuando se retiró del plató con el pendón de su despropósito bien alto y hasta regalándoles generosas bromas de piedad a sus teóricos verdugos, convertidos por no se sabe qué suerte de oscuros intereses, en corderitos que lamieron los pies de tan torpe enemigo.

Algo que no se entiende, ni generosamente considerando que no quisieron exterminar al adversario para seguir teniendo a quién combatir y hacerse más fuertes. Mostraron infame debilidad argumental, pusilánime oposición y una torpeza agresiva que les resta toda cualificación para ocupar los puestos de análisis social que ocupan. Con combatientes así, difícil tiene la solución España y asegurado el Gobierno el PSOE para que siga en su derrota hacia el desastre. Por la boca muere el pez, y si a lo largo de muchísimos programas habían acopiado credibilidad y capacidad analítica, lo dilapidaron en poco más de una hora, no quedándoles sino la humillación de la gran oportunidad desaprovechada. No es que le dejaran respirar, sino que no cesaron de darle balones de oxígeno cuando se apreciaba cierto incipiente color cianótico en el ministro.

El edificio crítico que costosamente y con mucha saña y aparente combatividad habían levantado a lo largo de decenas de programas, quedó reducido a una masa informe de calcinados escombros. Nadie, ninguno de los intervinientes, fue capaz ni de lejos de poner el dedo en la llaga, de sacarle los colores al ministro o de arrinconarle siquiera, metiéndole el miedo en el cuerpo. Y no por habilidad de don José, quien llegó temblando y con la actitud de ser primer plato, sino porque, a medida que comprobaba la pusilanimidad de sus enemigos, fue no sólo recuperando el color, el aplomo y el resuello, sino que se convirtió en acusador y dómine que regalaba lecciones de cómo se han de hacer las cosas, autoencumbrándose en el buen hacer salvífico entretanto sus increpadores se arrugaban innoblemente en parapetos de patética vacuidad.

Si esto es lo más granado de cuantos socavan al Gobierno por el pretendido bien de España, estamos listos. Tenemos PSOE para rato, y poco le hará falta para que, digan lo que digan las encuestas, se vuelvan a levantar con el triunfo y a humillar a la oposición. Balan, y lo hacen con balas de lana, como corderos que son, y pocos colmillos y menos agresividad tienen los corderos para aspirar a ser predadores. Queda claro que las voces de los medios en que trabajan estos periodistas que intervinieron en tan deplorable entrevista, no deben ser considerados como serios.

Todos aceptaron que la crisis y que el déficit tal o cual, pero nadie le responsabilizó al Gobierno, a través de don José, de que es precisamente él quien lo ha producido con su inefable torpeza, ni de que mienta como un bellaco, ni de que sea por su delirante ignorancia que se dilapide el erario en absurdas televisiones autonómicas, ni de lo de los mapas de clítoris o de los cursillos de ligoteo o masturbatorios, ni de la inutilidad mediático-práctica del juez Garzón, ni del enfrentamiento social que promueven llamando a nuevos episodios sangrientos, ni de los excesos de la ministra de Defensa o de la millonada absurda que dilapidó la ministra de Sanidad para beneficio de las farmacéuticas, ni de los impagables costos de esa aberración de las autonosuyas, ni de los mil desmadres capitulares (aborto, corrupción galopante, intromisión en la vida particular de las familias y las personas, educación, etc.) que han trasvasado a España desde la risión al ridículo y desde la potencia a la delirante prepotencia socialista. No sé si ha sido la dirección del programa o un tácito acuerdo subterráneo entre PSOE y PP los que nos montaron el sainete que presenciamos, pero, así las cosas, que el PSOE se alza con la mayoría absoluta en las próximas elecciones, es cosa cantada. Alea jacta est.

Noticias relacionadas

Erradicar el virus

“Ni hierba en el trigo ni sospecha en el amigo” Autor Desconocid

Dinamitar para perseverar

“Muchísimo cuidado con quién pacta el PSOE, que los que han fusilado nacionalistas en la historia de este país, nos han fusilado a los progresistas también”

Más de 700 artículos

Escribir es un puro disfrute para la mente

Cuando los golpistas hablan de golpe de Estado

“¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario” Mario Moreno “Cantinflas”

Mayor toma de conciencia

Hay que educar para el respeto. Solo así podremos convivir
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris