Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Análisis UD Almería   -   Sección:   Fútbol

Doctor Jekill y Mister Hyde

Esta temporada el Almería ha mostrado dos caras diferentes, una muy buena y otra bastante mala
Redacción
viernes, 21 de mayo de 2010, 00:07 h (CET)
Antonio Pérez / Corresponsal Almería




El Almería, con Lillo al frente, fue un rival correoso y duro de roer. (UEFA)



La temporada de la Ud Almería ha tenido dos caras muy diferentes y tremendamente diferentes. La primera parte de la misma, con Hugo Sánchez en el banquillo, el equipo mostró una cara bastante errática. No se cosecharon resultados muy malos, pero los partidos que el equipo almeriense logró sacar adelante, lo hizo más por inspiración individual que por buen juego.

En esta primera fase del campeonato, el juego del equipo de Hugo se basaba en un juego directo, balones sacados directamente a los hombres de banda por los centrales, especialmente Chico, que, aunque dotado de un buen trato de balón, no lograba servir balones en condiciones.

Mientras la inspiración, de forma intermitente, funcionó, el equipo, que siempre ha trabajado duro y que ha derrochado entusiasmo en los buenos momentos y profesionalidad en los malos, fue sumando con más o menos regularidad. En este periodo cabe destacar el gran papel que hizo el Almería en el Bernabeu, donde puso al Madrid en enormes aprietos, y en el Camp Nou, donde los azulgranas acabaron pidiendo la hora para ganar por un exiguo1-0. Pero cuando la inspiración empezó a fallar, las derrotas comenzaron a llegar. El equipo sólo puntuaba en casa, y no siempre con victoria. Hacia finales del año pasado, tras tres meses de competición, el equipo ya no sabía muy bien a lo que jugaba y el divorcio con la afición empezó a ser patente, ya que el mexicano tampoco se caracterizaba por la humildad y modestia en sus declaraciones.

En las Navidades de 2009, el presidente Alfonso García, como ya hiciera la temporada pasada, decidió el cambio de entrenador cuando el equipo se hallaba a pocos pasos de los puestos de descenso. El cambio de entrenador fue una auténtica bendición. El equipo, parecía ser, directamete, otro conjunto diferente. La consigna entonces era muy clara: control obsesivo del balón que nunca, jamás y por ninguna circunstancia se debe “rifar”. Se acabaron los desplazamientos en largo desde la defensa y los balonazos a los delanteros. Esa simple receta convirtió al Almería en un equipo diferente. Un conjunto de exquisito trato de balón y que arrebataba al cuero a todos sus rivales.

Pronto, los resultados empezaron a llegar. Las victorias se acumularon de forma histórica y lanzaron al Almería a alejarse de los puestos de descenso. Como suele ocurrir en estas ocasiones, vista la nueva cara del equipo, se empezó a hablar de cotas mayores. Cuando, a falta de un mes y medio para el final de la liga, el equipo estaba más cerca de los puestos de Europa league que los de descenso, se crearon ciertas expectativas de que la permanencia no era bastante. Sin embargo, una racha muy mala en el último mes de competición en el que se logró el récord negativo del Almería en primera (7 partidos sin ganar) destrozó las nuevas ilusiones de los indálicos y crearon cierta angustia porque no se cerraba matemáticamente la permanencia, cosa que se logró a falta de dos jornadas.

Así que el balance es positivo, ya que se ha cubierto el objetivo principal: la permanencia. El club afrontará la cuarta temporada consecutiva en primera, donde no ha pisado jamás la zona de descenso, ni una sola vez, cosa que sólo pueden decir el R. Madrid y el Barça, además del Almería.

Noticias relacionadas

Torres rescata al Atlético (1-0)

Los colchoneros se colocan segundos

Un Cádiz lanzado se pone líder antes del Huesca-Lugo

Los andaluces encontraron más huecos en la segunda mitad

El Sevilla se queda sin pólvora ante el Levante en la vuelta de Berizzo

Segundo encuentro sin ganar de los andaluces, que se descuelgan de la Liga

Un City pletórico marca territorio y Liverpool y Arsenal se dejan puntos

Los de Pep Guardiola sometieron sin piedad al Swansea

Bale resuelve el enredo ante el Al Jazira

El galés mete al Real Madrid en la final del Mundial tras marcar en el minuto 81
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris