Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Las leyes y la tela de araña

Juan Escribano Valero
Redacción
jueves, 20 de mayo de 2010, 08:25 h (CET)
Señor director: “Las leyes y la tela de araña se parecen mucho. En su trama quedan atrapadas moscas y otros insectos insignificantes; pero una alimaña rompe con facilidad sus redes” ( Anacarsis, siglo VI antes de Cristo)

Yo no creo que ZP sea una alimaña, es más, creo que a pesar de ser un orgulloso inepto e irresponsable, “virtudes,” que han llevado España a ser un protectorado, y a él, a ser un subordinado de Merkel, Zarkozy y Obama, es buena persona, pese a lo cual, en esta ocasión se comporta como una alimaña, pues al congelar las pensiones, rompe la ley que Aznar promulgo para que los jubilados no fuésemos materia electoral y, por la tal ley, las pensiones se actualizaban automáticamente conforme al IPC de noviembre de cada año. Cierto, que su ineptitud y delirios de grandeza nos ha metido en un pozo que nos costará un ojo de la cara salir de él, (los huevos para las tortillas, es que si los utilizo de otra manera mis nietos me echan la bronca, “abuelo que los tacos no los deben decir las personas bien educadas y tu eres muy educado” me dicen cuando se me escapa algún taco delante de ellos) estamos en una posición próxima a la quiebra y nuestros protectores exigen a ZP que tome medidas y, ZP toma medidas contra los más débiles, los jubilados, ¿por qué no deja de subvencionar a los sindicatos y que se financien con las cuotas de sus afiliados? Además, se puede poner un recuadro en la declaración de la renta para que el que quiera ponga la cruz en ese recuadro. Cuando Franco todos los que trabajábamos teníamos que estar en un sindicato y pagar una cuota sindical, quisiéramos o no, ahora queramos o no tenemos que pagar a los sindicatos vía impuestos ¿alguien me puede decir qué diferencia hay? Y que conste que entonces los trabajadores éramos mejor defendidos que hoy por los sindicatos, y nos salían más baratos. ¿Por qué no se suspende la subvención al cine y que el sindicato de la ceja se gane el pan con el sudor de su frente y no como ahora con el sudor del de enfrente? ¿Por qué no se eliminan los ministerios de Vivienda, Igualdad y la Vicepresidencia Tercera del Gobierno, recolocando a los funcionarios de esos ministerios inútiles supliendo las bajas por jubilación que necesariamente se han de producir en un colectivo de 3,5 millones de funcionarios? ¿Por qué no se elimina la subvención a los partidos políticos y que estos se financien con las cuotas de sus afiliados? ¿Por qué no se suprimen las embajadas catalanas, andaluzas etc. que solo sirven para satisfacer los delirios de grandeza de unos cuantos iluminados que son uno de los cánceres que corroen nuestra economía y rompen España? ¿Por qué no se deja de subvencionar estupideces como el colectivo de gays y lesbianas de Zimbabwe? ¿Y qué decir del PER? El diario las PROVINCIAS publicó la noticia de que andaluces que viven y trabajan en Valencia, el día 11 de cada mes regresan a sus pueblos para cobrar las peonadas ¿Por qué no se acaba con esta golfería?

En fin, hay más estupideces que se podrían suprimir y nos ahorraríamos mucho dinero y, tanto jubilados como funcionarios, si vemos que el Gobierno se aprieta el cinturón colaboraremos con gusto. Por hoy ya es bastante.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris