Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

La ‘Ponfe’, se merece volver a Segunda

Jorge Dargel
Jorge Dargel
jueves, 20 de mayo de 2010, 07:14 h (CET)
¡Qué lejos parece ya la reciente victoria por cero a uno de la Ponferradina al Sant Andreu el campo de este último y cuánto queda aún para el partido de vuelta en la capital berciana este domingo! Estas erróneas percepciones del tiempo las produce un estado de ánimo de miles de seguidores de la ‘Ponfe’, que anhelan vehementemente el ascenso de su equipo a Segunda División por segunda vez en su historia tras el conseguido en la temporada 2005/2006.

A pesar de restar todavía tres días para el decisivo segundo encuentro, la ciudad de Ponferrada ya está engalanada de banderas blanquiazules y del Bierzo. Esto nos da una idea aproximada de cómo siente la gente de esta comarca la afición por el club de su tierra. Además, no es un sentimiento que se reduce a un territorio, ya que muchas personas que viven fuera del Bierzo, comparten del mismo modo esa afición por la ‘Deportiva’. Es un sentimiento tan fuerte y tan sano que no entiende de barreras.

En este sentido, todo lo que he comentado se vio reflejado, otra vez más, en el choque de ida de los playoff de ascenso a Segunda División contra el Sant Andreu en el campo del barrio barcelonés, con más de dos mil seguidores de la Ponferradina que se desplazaron a tierras catalanas para apoyar a sus jugadores a pesar de los mil kilómetros de distancia. Pero no sólo es sorprendente la masa social que mueve este equipo, digna de Primera División, por tierra, aire y mar. Lo también llamativo es que allá donde vaya a disputar un encuentro, encontrará aficionados de la ‘Ponfe’ que viven fuera del Bierzo. En Barcelona, se estima que cerca de mil entradas fueron retiradas por simpatizantes bercianos que residen en Barcelona.

Hasta que no compruebas in situ de lo que hablo, uno no puede hacerse a la idea realmente del sentimiento que aúna este equipo y a su afición. Unos seguidores que encandilan a las aficiones rivales por su ejemplar comportamiento allá por donde vayan y por su extraordinario acogimiento a la hora de recibir a los contrincantes. La Ponferradina tiene una afición que no entiende de edades, de sexos o de condición social. Ya sean jubilados, obreros, jóvenes o niños, todos comparten una misma ilusión y un mismo sentimiento, la ‘Deportiva’. En Sant Andreu, fui, otra vez más, testigo directo de este increíble acontecimiento deportivo que debe servir como ejemplo a muchos otros.

Del partido, por mucho que algunos medios locales intenten justificar la derrota del Sant Andreu por el arbitraje, fue de claro guante blanquiazul. El único equipo que desplegó un juego de toque y preciso fue la Ponferradina, sobre todo en la segunda parte, donde cuajó unos de los mejores treinta segundos minutos de la temporada. Si somos justos, también hay que decir que en la primera mitad, las mejores ocasiones vinieron del lado barcelonés, pero casi todas ellas, a balón parado. Pero un acertado Mackay en la portería, que mantiene unos registros de récord, una defensa sólida, probablemente, la mejor de Segunda B, y un centro del campo y una delantera delicatessen, fueron argumentos bastante más fuertes que el juego directo y a las patadas del rival. La expulsión del central del Sant Andreu, el gol de Jonatan Valle o las amarillas a los mediocentros del conjunto catalán, no tienen discusión posible, a las pruebas audiovisuales me remito…

Lo que sí he de alabar es el señorío de todo un Joan Gaspar, presidente del club catalán, que vino a saludar antes y después del partido a la afición de la Ponferradina. Tampoco debería olvidar el comportamiento en su mayoría de la afición del Sant Andreu, que apoyaron a sus jugadores con cerca de doce mil gargantas. Aún nada está decidido y el conjunto barcelonés irá a la capital berciana a por todas. Es evidente que el que mejor lo tiene para lograr el ansiado ascenso a Segunda es la ‘Ponfe’, pero en esto del fútbol, todo puede pasar. Ahora, el equipo catalán tendrá que afrontar el trascendental segundo choque en el infierno del Toralín ante más de nueve mil seguidores de la ‘Deportiva’ y en césped natural, aunque, paradójicamente, los catalanes hayan puntuado más fuera de su estadio, por lo que este factor parece no ser un hándicap para el conjunto de Barcelona.

Este domingo, una ciudad entera, Ponferrada, quedará paralizada por un partido de fútbol, pero no por uno cualquiera del Real Madrid o del Barcelona, sino por uno de la Ponferradina, el equipo de una comarca entera y de miles de bercianos que vibran por el club de su tierra y de sus amores. Los Mackay, David Malo, Pepe Alcaide, Jano, Candela, Jonathan Ruiz, Nacho, Víctor Salas, Jonatan Valle, Rubén Vega, De Paula, Yuri, Berodia, etc., tienen en su mano, la oportunidad de escribir la segunda página más gloriosa en la historia del club ponferradino. Fran ya lo consiguió en el minuto 86 un inolvidable 26 de junio de 2006. Triunfal Deportiva, adelante y arriba…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris