Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Indignación fuera de Washington

David S. Broder
David S. Broder
jueves, 20 de mayo de 2010, 07:05 h (CET)
WASHINGTON -- Mientras nos acercábamos a la noche del martes de las primarias al Senado más importantes de lo que va del año, pedí consejo a un caballero que ya había superado los avatares que definen la volátil política de 2010.

10 días después de ser vetado de la lista electoral de las primarias Republicanas de Utah porque los 3.500 delegados presentes en la convención estatal del Partido Republicano prefirieron dar más votos a sus dos contrincantes, el Senador titular de tres mandatos Bob Bennett estaba, tal como yo esperaba, de un ánimo más analítico que indignado, más pensativo que amargado.

Bennett, de 76 años, que siguió los pasos de su padre hasta Washington y el Capitolio, es el tipo de legislador que valoran los periodistas, porque sabe hablar profunda y desapasionadamente del ánimo colectivo de sus colegas sin someter al periodista a la tortura de la retórica interesada.

Ahora le encuentro igualmente reflexivo en torno a lo que hizo que sus colegas Republicanos, que le habían elegido durante casi 20 años y que con frecuencia decían en las encuestas que él era el titular más popular, se volvieran en su contra.

"Voy a decirle lo que es nuevo" dijo. "Una cosita llamada (BEG ITAL)el gobierno federal(END ITAL). Es enorme e intimida y está fuera de control. Y al margen de quien sea usted, y del título que ostente, o su trayectoria, o su diario de votación individual, si usted forma parte de él, terminará teniendo que salir en su defensa. Y en ocasiones, al resto le parecerá simplemente infumable".

Dos días antes de que los electores activistas Republicanos de Utah se reunieran con motivo de los caucus del condado que eligen a los delegados que les representarán en la convención estatal, veían en televisión a la presidenta Demócrata de la Cámara Nancy Pelosi imponiendo una sesión extraordinaria de la Cámara de Representantes el domingo para sacar adelante una versión enmendada de la reforma sanitaria de la administración Obama. "Fue en domingo, que es un día especial para mis colegas mormones y para mí", decía Bennett. "En realidad fue una muestra de rodillo político partidista".

"Nos preparamos para la convención del condado como nunca antes. Teníamos cubiertos todos los sectores, y fijamos nuestra participación en el doble del nivel que habíamos visto hasta el momento. Superamos o alcanzamos las cuotas de participación que nos habíamos fijado en todas partes, y fuimos apartados. Hubo gente que llegó expresamente para votar en contra de cualquiera relacionado con (BEG ITAL)el gobierno federal(END ITAL)".

En opinión de Bennett', su destino quedó sellado por las convenciones del condado, y nada de lo que sucediera después podía cambiar eso. Los esfuerzos en contra suya de gente de fuera del estado vinculada al movimiento de protesta fiscal y otras organizaciones de derechas tienen simplemente el mérito de lograr algo en lo que casi no participaron, dice. Y los esfuerzos del enormemente popular Mitt Romney y los demás Republicanos del estamento por salvar su candidatura fueron igualmente inútiles.

En los márgenes, el movimiento que pretendía expulsarle explotó variantes del extremismo ideológico, dice Bennett. "Fui preguntado en varias ocasiones por mi postura sobre la Decimoséptima Enmienda, que regula la elección directa de los Senadores", decía Bennett. "Ellos entendían eso como la salva de apertura de Washington de una iniciativa encaminada a usurpar competencias que la Constitución ha puesto en manos de las legislaturas estatales".

Pero sobre todo fue una reacción colectiva contra la centralización del poder en la capital, una combinación entre rescates bancarios, garantías sanitarias y todas las demás cuestiones en las que Washington ha encontrado motivos -- o excusas -- para intervenir directamente y gastar el dinero que no tiene.

Esa reacción no se limita a Utah. Y puede que ni siquiera sea representativa del estado. Si Bennett hubiera entrado en la lista de las primarias, dice que habría logrado renovar mandato con holgura.
Pero vimos la tónica anti-Washington en Kentucky el martes, donde el hijo médico del Representante libertario Ron Paul derrotó fácilmente al candidato Republicano al escaño vacante en el Senado propuesto por el secretario de la oposición en el Senado Mitch McConnell -- y achacó su victoria a los activistas fiscales.

La misma tónica se abrió paso hasta Arkansas, donde la Senadora titular Demócrata Blanche Lincoln se vio obligada a abandonar frente a su contrincante respaldado por los sindicatos.

Y logró su mayor victoria en lo que va de año en la Pennsylvania del Senador Arlen Specter. Apartado del Partido Republicano el año pasado por un contrincante Republicano, fue derrotado vergonzosamente por un congresista desconocido más joven en una apuesta por la candidatura Demócrata. Su fracaso evidencia una vez más a la Casa Blanca Obama como una amenaza inofensiva -- habiendo fallado su apoyo ya en Virginia, Nueva Jersey, Massachusetts y Pennsylvania. No son buenas noticias para el presidente.

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris