Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

La cumbre euro-latina y la situación de los inmigrantes

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 20 de mayo de 2010, 07:04 h (CET)
La VI cumbre entre la Unión Europea (UE) y América Latina y el Caribe (ALC) concluyó hace unas horas para dar paso el miércoles 19 a la firma de varios acuerdos bilaterales.

Uno de los temas que siempre salen a relucir en esas citas es el dispar trato que los inmigrantes reciben en ambas regiones.

* El número de inmigrantes que ALC ha debido absorber de Europa es DECENAS de veces mayor al que hoy la UE tiene de parte de gente que viene de ALC. Muchos de esos inmigrantes, en verdad, tienen vínculos históricos y familiares con las tierras de origen de sus antepasados europeos.

* ALC abrió sus puertas a decenas de millones de inmigrantes europeos que escapaban de hambrunas (como la que asesinó un millón de habitantes del Reino Unido a mediados del siglo XIX), la pobreza, pestes y guerras. Solamente después de la II Guerra Mundial es que se ha ido incrementando una inmigración latino-caribeña significativa a Europa, en parte debido a que el viejo continente necesitaba mano de obra barata para reconstruir su economía tras el conflicto y luego para hacerse cargo de servicios que los nativos no querían hacer frente. Sin embargo, hoy la UE endurece la inmigración y coarta el libre tránsito, introduciendo visas y cuotas.

* Todo bebé nacido en una república latinoamericana adopta automáticamente la ciudadanía de la tierra donde vino al mundo. En cambio, en varios países de la UE (como el Reino Unido o Alemania) los hijos de inmigrantes que no tengan residencia europea puede que nunca adquieran derechos sobre su suelo materno, el cual les dice que la única nacionalidad a la que pueden acceder es a la de sus padres, aunque esos niños nunca las hayan podido o puedan conocer.

* Los europeos son bienvenidos en ALC, e incluso suelen ser mejor tratados que los mismos nativos. En Europa, en cambio, los latinos y caribeños pueden ser víctimas de racismo, ataques y tienen muchas limitaciones para legalizarse.

* Los países de ALC tratan de legalizar a su inmigración europea, mientras que en la UE hay millones de inmigrantes de ALC y del hemisferio Sur que viven en el limbo y cuya situación irregular es utilizada por muchas empresas para mantener malas condiciones salariales y laborales.

* En ALC no se caza y deporta a inmigrantes europeos, mientras que en la UE se viene haciendo habitual ello.

En su discurso inaugural la presidenta argentina Cristina Kirchner habló de la situación de los inmigrantes pero ese tema, que apuntaba a transformarse en primordial, fue marginado pues la cumbre se centró en acuerdos comerciales.

Si uno va a la web oficial del evento encontrará que casi no hay ninguna noticia al respecto. Allí se reproducen más de una veintena de resoluciones sobre diversos temas internacionales que incluyen específicamente a países tan lejanos de Europa o las Américas como Abjasia, Costa de marfil, Yemen, Kirguistán, Irán, Iraq, Belarús, Mongolia o los bahais. No obstante, no hemos encontrado una sola declaración sobre la situación de los inmigrantes latino-caribeños como tampoco una supuesta moción común para condenar la ley xenofóbica de Arizona, pese a que países como Ecuador la sugirieron.

Es de destacar que la cuestión inmigratoria no solo afecta a los nacionales latinos y caribeños dentro de la UE sino a los propios ciudadanos europeos dentro de su Unión. Basta ver el caso del Reino Unido donde los iberos y los latinos con pasaporte europeo (que en el caso de este país duplican al número de latinoamericanos con ciudadanía británica) ni si quiera tienen el derecho a votar en las elecciones generales a los cuales nacionales de 53 ex colonias británicas si lo tienen. Eso se plasma en la poca representatividad que los iberos tienen en las alcaldías, municipios y parlamentos, así como en que no están reconocidos y tienen acceso a pocos servicios, mientras que los escolares portugueses han llegado a tener un rendimiento educativo inferior al de la mayor parte de las minorías.

La ausencia de un mayor debate sobre la cuestión inmigratoria es una forma de dar carta libre a nuevas restricciones, mientras que obliga a todas las comunidades de habla hispana y portuguesa así como a todos los inmigrantes para tener que trabajar unidas ante los retos que se nos avecinan.

Noticias relacionadas

Erradicar el virus

“Ni hierba en el trigo ni sospecha en el amigo” Autor Desconocid

Dinamitar para perseverar

“Muchísimo cuidado con quién pacta el PSOE, que los que han fusilado nacionalistas en la historia de este país, nos han fusilado a los progresistas también”

Más de 700 artículos

Escribir es un puro disfrute para la mente

Cuando los golpistas hablan de golpe de Estado

“¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario” Mario Moreno “Cantinflas”

Mayor toma de conciencia

Hay que educar para el respeto. Solo así podremos convivir
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris