Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB   -   Sección:   Baloncesto

Sobresaliente con opción a Matrícula de Honor

El Cajasol ha cubierto una liga regular extraordinaria, mucho mejor de lo que todos esperaban. Ahora intentará contra el Madrid salir por la puerta grande.
Redacción
miércoles, 19 de mayo de 2010, 13:38 h (CET)
Septiembre de 2009. Joan Plaza y su cuerpo técnico comienzan la pretemporada al frente del Cajasol, con el 50% de la plantilla que sufrió lo indecible para permanecer en la ACB la anterior campaña, y sin el hombre clave de aquella remontada, Clay Tucker. Nueve meses más tarde luchará contra el equipo de Ettore Messina por meterse en semifinales, merced al sexto puesto tan brillantemente conquistado después de un sensacional trabajo.




Joan Plaza, el gran artífice del éxito del Cajaso

Víctor Díaz / SIGLO XXI

Nadie, absolutamente nadie, podía pensar allá por finales del verano de 2009 que el Cajasol tendría opciones de pelear por algo más que quedar por encima del 11º-12º puesto. Cierto es que se había fichado un base que el año pasado había sido de lo mejor de la Euroliga –Earl Calloway- y un hombre muy fiable para el juego interior, Josh Asselin; pero más allá de eso el equipo no parecía gran cosa. Pensar en la Copa del Rey y, por supuesto, los play-offs era toda una quimera.

Todo parecía ir rodado en pretemporada. El Cajasol culminó una excelente fase de preparación del inicio de liga con la consecución, por quinta vez, de la Copa Andalucía; pero cuando de verdad el balón se echó al aire volvieron los malos augurios. Pocos días antes de comenzar la liga llegó el problema con el pasaporte de Asselin, lo que destruyó psicológicamente al jugador.

La víctima, Maurice Ager, quien se vio “cortado” por exceso de extracomunitarios. A la larga, ambos jugadores terminaron fuera del equipo por bajo rendimiento, siendo sustituidos por Radenovic y Douglas, con el temporero Domen Lorbek de por medio sin aportar prácticamente nada.

En el plano deportivo, el destierro a Dos Hermanas por la enésima ocupación de San Pablo, recinto municipal, con otros menesteres –los cajistas cada vez van a odiar más al atletismo y a Walt Disney a este paso- vio cómo el Real Madrid, el mismo rival con el que se jugará los cuartos de final, le infligió un soberano varapalo, 56 -76.

Posteriormente otras dos derrotas, tan dolorosas como evitables, ante DKV Joventut y Lagun Aro hicieron realmente reflotar las dudas. Ante el posible nerviosismo de la afición Joan Plaza pedía confianza, intentaba convencerlos a través de la prensa de que el trabajo realizado hasta ahora no era tan malo como para mostrar un juego tan deficiente.

El inicio de la reacción
El tiempo terminó dándole la razón. Un gran partido en casa de un Estudiantes recién salido de la gripe A fue el principio de un período muy exitoso para los sevillanos, en el que sumaron seis victorias de siete posibles, cayendo tan sólo en el Palau Blaugrana y después de haber plantado cara hasta el último minuto. El primero de los triunfos en San Pablo, en la quinta jornada contra su eterno rival, Unicaja (63-61) abrió, además, una racha de nueve encuentros consecutivos victoriosos en casa, sólo rota una vuelta después por el Barça.




Savanovic, el más destacado junto a Kirksay


Joan Plaza iba consiguiendo, por fin, imponer su seña de identidad, basada en una contundente defensa fruto de una actitud encomiable. En ese aspecto comenzaron a destacar, por encima de un bloque sólido, Juanjo Triguero y, sobre todo, una de las grandes revelaciones de la temporada, Tariq Kirksay.

El francés de pasaporte se ganó a la afición prácticamente desde el primer momento por sus ganas, su actitud y su gran capacidad para robar y rebotear, pese a no llegar a los dos metros de altura. Kirksay ha finalizado la temporada regular como el jugador que más balones ha recuperado, y como el tercer máximo reboteador de toda la ACB.

Mientras tanto, de anotar ya se encargaban el intermitente pero importantísimo Tyronne Ellis y el regular Dusko Savanovic, quien esta temporada verdaderamente ha dado de sí lo que se esperaba de él, siendo el cajista más valorado de la temporada. Todo ello achacable, según el serbio, a la excelente labor del cuerpo técnico formado por Plaza, Zan Tabak y Diego Ocampo. El quinteto titular, el que más minutos ha jugado de los veinte equipos de la ACB, se iba consolidando: Calloway, Ellis, Kirksay, Savanovic y Triguero.

El Cajasol, en la Copa del Rey
Los días prenavideños trajeron el virtuosismo a San Pablo con dos contundentes victorias; la primera por 40 puntos contra un ya desahuciado Murcia; y la segunda, la más recordada de toda la temporada, por 29 puntos (82-53) contra el Power Electronics Valencia, en una gélida mañana sevillana en la que el juego del Cajasol terminó calentando todo el pabellón.

El resultado de este gran momento no podía ser otro que la clasificación, tres años después, para la fase final de la Copa del Rey, celebrada en el BEC de Barakaldo/Bilbao. Allí el Cajasol fue a competir; y allí metió el miedo en el cuerpo al “Dream Team” europeo. El Barça sufrió lo indecible para eliminar por tan sólo cinco puntos de diferencia a aquel conjunto peleón que asombró a todo el país. Fue el encuentro más complicado de los tres para el “superequipo” de Xavi Pascual.

Nadie dijo que fuera fácil, pero se consiguió: diez años después, el “Caja”, al play-off
Tras la Copa, había que rematar la campaña consiguiendo lo que hacía una década que no se veía en Sevilla, más concretamente desde los gloriosos tiempos de Javier Imbroda: meterse en la fase decisiva de la temporada. Dos importantes victorias contra el Joventut y el Estudiantes –ambas antes del torneo del KO- pusieron las bases para ello, ya que el Cajasol le ganaba el basket average a esos dos rivales directos.

Sin embargo un pequeño bache de juego debido sobre todo al cansancio de algunos de los hombres importantes puso en algo de entredicho el éxito de la empresa. Afortunadamente, a las derrotas en casa contra el Granada y el Caja Laboral, y a partidos inexplicablemente perdidos como el de Bilbao le siguieron victorias deslucidas y algo afortunadas, como las conseguidas en Murcia (77-84) o Alicante (62-63).

Dichos triunfos permitieron a los sevillanos seguir en la quinta plaza de la que se habían apropiado hacía ya muchas semanas, y el choque contra el Fuenlabrada en San Pablo - jornada 31ª- confirmó lo que todo el mundo esperaba y anhelaba: el Cajasol, a los play-offs tras vencer a los madrileños por 78-56, lo que supuso todo un motivo de celebración en la capital andaluza.

Ante el Madrid, a soñar
El equipo de Plaza no ha podido aguantar finalmente la presión del Unicaja y ha terminado cediendo el quinto puesto en beneficio de los malagueños, pero eso no desluce para nada la magnífica campaña que se ha realizado. El sexto lugar conseguido, igualando la cuarta mejor marca de victorias del club en una temporada, con 19, es extraordinario. Ahora toca el Madrid, un rival muy potente que este año ha pasado por encima del Cajasol en los dos partidos, pero que a la entidad sevillana le trae muy gratos recuerdos.

No en vano una eliminatoria de este mismo calibre –cuartos de final, al mejor de tres partidos- ante los blancos supuso en 1996 la clasificación para semifinales del entonces Caja San Fernando por primera vez en su historia, y el primer “boom” de verdad del baloncesto en Sevilla; mientras que tres años después, el gran equipo que hizo Javier Imbroda también dio buena cuenta de los blancos en unas históricas y apoteósicas semifinales. La cosa, pues, está complicada, pero el Cajasol se ha ganado a pulso el derecho a soñar.

Noticias relacionadas

El Real Madrid se toma una pequeña revancha en La Fonteta

El conjunto de Pablo Laso se impone al campeón Valencia Basket en un partido frenético y decidido al final

Shved y Robinson acaban con las esperanzas del Valencia Basket en su estreno en la Euroliga

Gran arranque del nuevo Barça ante Panathinaikos

Los de Sito Alonso dieron espectáculo y se entregaron para prometer buenos augurios

Unicaja vuelve a la Euroliga por la puerta grande

Los de Joan Plaza remontan un sensacional partido al actual campeón

Real Madrid y Barcelona logran cómodas victorias y Unicaja pierde el liderato

Valencia Basket se impone a Iberostar Tenerife
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris