Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La triste suerte de las víctimas del franquismo

Mario López
Mario López
martes, 18 de mayo de 2010, 06:18 h (CET)
La Transición española fue una mascarada, entre otras cosas porque se sostuvo sobre un ardid absolutamente ilegal: la ley de Amnistía de 1977. Aquella ley perdonaba por igual a los que aún estaban en la cárceles represaliados por el franquismo como a sus torturadores que disfrutaban de plena libertad e, incluso, detentaban cargos en el ilícito régimen de entonces.

Los criminales franquistas seguían gobernando por aquellos días, después de cuarenta años de ejercer la dictadura, y tenían voz y voto en el cónclave que se formó, con nuestras libertades aún secuestradas, para firmar los Pactos de la Moncloa. Las víctimas del franquismo, no solo no fueron llamadas a participar en aquel cónclave, sino que todavía estaban condenadas al silencio, cuando no a la reclusión en alguno de los tétricos penales de Franco. ¿Cómo se pudieron administrar perdones sin el concurso de los legítimos depositarios del perdón? A partir de ahí se aprobó una Constitución pergeñada por las mismas elites que firmaron la Ley de Amnistía, la cual refrendó la ciudadanía a sabiendas de que se trataba de un plato de lentejas. Tras la aprobación de la Constitución todo el esfuerzo de los gobiernos de Suárez y Calvo-Sotelo se centraron en la lucha contra el terrorismo de ETA y el lavado de cara de un régimen regido aún por los poderes fácticos del franquismo. ¿Cómo iba nadie a plantear, en esas circunstancias, la reparación a las víctimas de Franco? En esos años la inmensa mayoría de los represaliados por el franquismo sentían verdadero pavor a hablar de su condición. Desde 1982 hasta 1996 los sucesivos gobiernos de Felipe González se cuidaron muy mucho de no tocar una coma de unos pactos que les devolvieron a la legalidad. Tampoco con el PSOE había llegado el tiempo de resarcir a las víctimas del franquismo. Luego llega Aznar al Gobierno; a nadie se le puede ocurrir que un gobierno formado por hijos del franquismo estuviera por la labor de juzgar los crímenes de Franco. Pasaron muchos años, es verdad, pero no para hacernos decir que aquello ya es agua pasada sino para sonrojarse por la falta de valor y lealtad que hemos tenido con las víctimas de Franco, y coger el toro por los cuernos de una maldita vez. Así que tuvo que llegar Rodríguez Zapatero para reconocer por ley los derechos de las víctimas del franquismo, y el juez Baltasar Garzón, a instancias de estas, para iniciar una causa contra unos crímenes a los que, bajo ningún concepto, se puede dar carpetazo con la Ley de Amnistía de 1977. Es algo que repugna a las democracias de nuestro entorno, y no sólo a ellas. El CGPJ ha suspendido a Baltasar Garzón y ha devuelto a las víctimas del franquismo a aquel temeroso marasmo al que hoy algunos llaman, con rimbombancia, la Transición. Mientras tanto, Manos Sucias y Falange de las JONS lo celebran por todo lo alto. Jamás sospeché que íbamos a volver a aquello, sencillamente porque siempre he sabido que nunca lo habíamos abandonado del todo.

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris