Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Miscelánea de despropósitos

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 17 de mayo de 2010, 06:17 h (CET)
Referéndum de la Diagonal.- Como era de prever, ha sido un rotundo fracaso la consulta del alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, sobre la reforma propuesta de la Diagonal, principal arteria viaria de Barcelona.

Nos referimos anteriormente al esperpento ahora refrendado en esta misma sección “El mausoleo de Jordi Hereu” (06/IV/2010) en el que se explica pormenorizadamente la cuestión.

Hereu nunca tuvo en su programa electoral la reforma ahora propuesta, ni en ninguna propuesta posterior del Consistorio Barcelonés. Se le ocurrió la asnada hace unas cuantas semanas y ha gastado más de 3 millones declarados, de euros del erario municipal en perpetrar la estulticia que acaba de reportarle el augurado barquinazo.

Se estimó un censo de 1.414.783 personas en el que se incluían menores de hasta 16 años y también inmigrantes irregulares. Una semana para votar, personándose en los puntos habilitados para ello; también podía hacerse por Internet. El propio alcalde falseó su voto ante la prensa, pues no logró votar por el procedimiento electrónico establecido, pero hizo ver que sí, que había votado; otro pretendido engaño más.

Hereu planteó dos absurdas propuestas, A y B, ambas con un tranvía de por medio, sin presupuestos ni un planteamiento claro de viabilidad ni movilidad. La tercera opción, la C, dejar la Diagonal como está, fue despreciada siempre por el mismo alcalde y su inclusión en la consulta había sido forzada por la oposición municipal, pues cabe recordar en este punto que Hereu gobierna el Ayuntamiento de Barcelona en minoría. De forma que las tres propuestas de Hereu se resumían en dos: tranvía o nada.

El resultado de la impertinente consulta ha sido el de una participación del 12,17 % del censo y a favor de la opción C, no hacer nada, el 79,8 %.

Y el alcalde Jordi Hereu, perseverando en su proverbial incompetencia política, pues su competencia profesional sigue en estado quiescente y haciendo alarde de su sinuosa intención, ha hecho dimitir a Carles Martí, primer teniente de alcalde, como máximo responsable del despropósito, cuando de todos es sabido que el responsable es el propio alcalde, Jordi Hereu; desfachatez en relación directa a su desmaña.

Últimas medidas de Zapatero.- Obligado por la Comunidad Europea que preside en forma rotatoria el propio ZP, para vergüenza y oprobio de sus administrados y forzado por su amigo de la configuración planetaria Barack Obama, anuncia que rebajará el sueldo a los funcionarios públicos. Congelará las pensiones. Suprimirá el cheque bebé de 2.500 euros por hijo. Las prestaciones por dependencia no tendrán carácter retroactivo y veremos cómo se resuelven.

Es lo que se llama una ostentación de socialismo tal como él lo entiende. Lo que prueba que nunca entendió nada de socialismo, pues tan sólo lo veía como regalar dinero a los obreros, en lugar de potenciar a los empresarios que son los que generan empleo.

Zapatero, este visionario que negó la crisis hasta que le llegó el agua al cuello. Que ha sido incapaz de obtener el apoyo de la oposición más que a base de pagarle en cada votación. Que sube los impuestos en lugar de favorecer la actividad empresarial. Que se ha opuesto a las reformas estructurales que España requiere de forma perentoria para salir del atolladero. Que ha mantenido el apoyo mercenario de los sindicatos a los que ha cubierto de euros y ha obedecido sus interesadas directrices. Que se inventó la entelequia de la Alianza de Civilizaciones para parecer talentoso y capaz de generar un movimiento erudito de alcance galáctico que tan sólo fue secundado por Turquía porque Zapatero le prometió su aval para entrar en la UE.

Ahora, este genuino estadista ha dado al traste de un plumazo, sin encomendarse a las decenas de asesores a los que paga con dinero público, con las esperanzas de tantos que anhelaban el final de la crisis para salir de sus propios agujeros económicos, haciendo pagar el pato directamente a los funcionarios públicos y de rebote a la sociedad civil menos favorecida.

Zapatero, campeón de los despropósitos, acabará por enterrar este país si la interesada oposición no lo evita. Aunque es pedir peras al olmo requerir a los partidos que piensen en clave de país y no de su propio bolsillo.

La sanidad pública y el rey.- Celebramos que la operación de pulmón del Rey Juan Carlos tuviera un resultado feliz. Aunque mayor felicidad hubiera sido no haber tenido que operarlo.

Pusieron el corazón en un puño al país por lo inesperado de la intervención quirúrgica cuando luego supimos que hacía algunas semanas que estaba programada. Es del todo reprobable y un despropósito ocultar a la ciudadanía que el rey debía ser sometido a una intervención similar. En qué país vivimos que aún debe censurarse determinada información, como si viviéramos en un régimen totalitario. Y no es una cuestión de seguridad; para eso está Alfredo Pérez Rubalcaba, para ocuparse de la seguridad.

El rey fue operado en el Hospital Clínico de Barcelona, incluido en el intrincado laberinto de la sanidad catalana. Pero dentro del hospital, una entidad, Barnaclínic, es la que se ocupó de atender a su majestad.

En Barnaclínic participan un total de 205 médicos del Hospital Clínico de Barcelona desarrollando su labor asistencial privada; privada sí, pero con los medios públicos.

Es claro que Barnaclínic paga al Hospital Clínico un canon o alquiler por sus instalaciones; lo que no ha hecho Barnaclínic es la inversión necesaria para disponer de los medios materiales de los que dispone el Hospital Clínico, limitándose a pagar por su utilización. Damos por sentado que el referido canon será ajustado a derecho; la Sindicatura de Cuentas ya se ocupará de averiguarlo.

Pero cómo no va a haber listas de espera si las instalaciones asistenciales están alquiladas a una organización privada que se presenta a sí misma sin ánimo de lucro que revierte todo su beneficio en el propio Hospital Clínico. ¿Y el personal sanitario y los facultativos actúan también sin ánimo de lucro? ¿No perciben retribución alguna como si de una ONG se tratara? Este personal sanitario y los facultativos que están adscritos a Barnaclínic están también adscritos y son retribuidos por la sanidad pública catalana. ¿Y a su vez trabajan en Barnaclínic en sus horas libres? ¿En vacaciones? ¿Cuántas horas dedican a la sanidad pública y cuántas les son retribuidas?

En cualquier caso, la intervención del rey se ha llevado a cabo en unas instalaciones de la sanidad pública catalana pero en el entorno de la sanidad privada que usa tales instalaciones. No basta que la mujer del César sea honesta, también tiene que parecerlo y este convenio del Hospital Clínico y Barnaclínic ha de parecer que no es una alianza vituperable; en otro caso no dejará de ser un despropósito más.

Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris