Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Cómo se han sostenido durante un año?

Domingo Martínez (Burgos)
Redacción
domingo, 16 de mayo de 2010, 20:49 h (CET)
A mediados del mes de mayo de 2009 se podía leer: “La Comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer, reconoce en su blog que los precios para el productor lácteo han bajado ‘drásticamente’”.

Esperaba que las medidas de intervención para la mantequilla y la leche en polvo, las restituciones a la exportación y el almacenamiento permitieran recuperar los precios. Los ganaderos reciben 30 céntimos/litro de leche, lo que no cubre los costes.

Comentaba también que en su última visita a Salzburgo, Austria, visitó una explotación láctea en Bergheim (en las afueras de Salzburgo) donde un ganadero le expuso que cobraba 30 céntimos de euro por litro de leche orgánica (ecológica), lo que "ni siquiera cubre los costes de producción".

Para Fischer este es un "muy buen ejemplo" de la presión a la que los productores de leche europeos se enfrentan en este momento. "No es sostenible en el largo plazo", por eso, defiende que se hayan vuelto a activar las ayudas al almacenamiento privado, la intervención para la mantequilla y la leche en polvo y las restituciones a la exportación. Medidas, que habían de permitir "rebajar la presión sobre los precios de aquí y en adelante". Ha pasado un año desde que se pronunciaron estas palabras. Si ya entonces la Comisaria reconocía que no es sostenible, cabe preguntarse, ¿Cómo se han sostenido durante un año las explotaciones lecheras que aún se mantienen? Hay que agradecerles el esfuerzo pues cualquier otro sector habría abandonado.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris