Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Fiscalía anticorrupción inicia el discurso final

Rafael del Barco Carreras
Redacción
domingo, 16 de mayo de 2010, 20:04 h (CET)
Sesión 12-05-10. Un largo discurso que ocupará varias sesiones repitiendo lo oído durante los últimos siete meses. La Prensa, ausente durante el juicio, apareció en masa para certificar el inicio del fin. No haré de abogado del diablo defendiendo a los acusados, pero las palabras “corruptos codiciosos y sucios” cual escupitajo al cielo deberían caer sobre esa Fiscalía Anticorrupción. Y no me refiero al propio fiscal Emilio Sánchez Ulled, que ha desarrollado a la perfección su papel durante el juicio, sacándole partido a ese sumario y conclusiones provisionales que rezuman la manipulación de VEINTE AÑOS entre delitos y juicio. Ni una palabra a las evidencias y hasta confesiones de Josep Borrell que señalaban que la GRAN CORRUPCIÓN dominaba la cúpula de esa HACIENDA que en definitiva es quien acusa. Hasta la Presidenta, Doña Carmen Sánchez-Albornoz Bernabé, se extrañó por evidentes delitos, con obligación legal de denunciarse por los funcionarios que los conocieron, y que no se hallan por encubridores entre los acusados.

Al hastío, por lo limitado de un juicio que sepultará una parte de la historia de la Ciudad, he de insistir añadiendo que en esa Sala se reúnen mis fantasmas:

La Hacienda que por oscuros caminos se cita en mi auto de prisión en 1980, y que varios de sus inspectores acusados, testigos y peritos ya pertenecían a ella por entonces. EL Caso Consorcio acarreó la dimisión del Delegado José María Roig Gironella. Ningún procesado, y yo condenado por encubrimiento, que nunca me relacioné ni con el Consorcio ni con aquella Hacienda.

Un Ministerio Fiscal, muy cercano a Carlos Jiménez Villarejo y José María Mena, que se negó a ampliar el caso Consorcio acusando a Javier de la Rosa, como inútil y peligrosamente pretendí.

Unos abogados defensores, Francésc Jufresa, demasiado comprometido políticamente para obrar con imparcialidad. Mi abogado, y ahora con Javier de la Rosa, o su ex socio Cristóbal Martell, con sobresaliente papel en defensa de Núñez y Navarro, y yerno de mi defensor en el juicio por el caso Consorcio, Quintero Olivares. O Manuel Troyano Tiburcio, defensor de IBUSA, antes compañero y defensor de Luis Pascual Estevill, éste por desgracia también mi defensor, e íntimo a su vez del acusado Eduardo Bueno Ferrer.

O la abogada Mireia Astor Martínez, socia del Bufete Piqué Abogados Asociados con 50 colaboradores, desde los tiempos de las extorsiones con el Juez Estevill, a su vez asociado con alguno de los inspectores de Hacienda acusados. Callada, apenas si he oído su voz, quizá observando para informar a su jefe- socio que todo se desarrolla dentro de lo trazado. Ninguna estridencia acusatoria señalando a su nefasto jefe. Tan de su intimidad que no está de más repetir que cuando en 2006 detuvieron a Piqué Vidal por presunto blanqueo de 2000 kg. de cocaína, ella y el hijo de Piqué atendieron al capo “Don Giobani” en la comisaría. La olvidada Operación Tacos. Simpática alusión o mote el de “Don Giobani”, para los íntimos, de los tiempos en que con el también presente catedrático Manuel Serra Domínguez consiguieron no se procesara a Jordi Pujol por la estafa de Banca Catalana.

Insisto, y no me cansaré de repetirlo comentando las últimas alegaciones, sin los posibles acusados ausentes, a este juicio le falta enjundia, la de las extorsiones, las conexiones con Jordi Pujol y la alcaldía de Pascual Maragall con las recalificaciones multiplicando el precio de los terrenos y su reparto, la entonces impunidad de Javier de la Rosa, al igual que ausentes en el banquillo Ernesto Aguiar, Josep Borrell y los Ministros Solchaga y Croissier, se oculta la idiosincrasia y operatoria de aquella Hacienda y Gobierno de Felipe González.

Quizá yo buscaba demasiado en este juicio. Si el fiscal pretende lucirse lo hubiera hecho mejor citando a quienes propiciaron, impulsaron u ordenaron los presuntos delitos que se juzgan. Con su última disertación, dando vueltas a los mismos supuestos hechos, rebatidos por los abogados “de siempre”, enterrarán 30 años que nos mostrarían la base, formas y maneras que construyeron la actual caótica situación financiera de Cataluña y España.

Noticias relacionadas

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes

El buen pastor

Una persona si no es guiada por el Buen Pastor está expuesta a ser absorbida por un extremismo ideológico

Puigdemont no cede

La carta de Puigdemont a Rajoy es más de lo mismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris