Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Corruptos y corruptores

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
domingo, 16 de mayo de 2010, 20:02 h (CET)
Una de las palabras más usuales y repetidas en todos los medios de la actual democracia española, ha sido y es la de corrupción. Algo huele mal en nuestra democracia. Pero la realidad es que, no existe la corrupción, - (algo abstracto e inconcreto)- sino personas corruptas y corruptores. Es curioso comprobar que al tratar el tema, casi siempre se alude a la corrupción del dinero, como si sólo se diesen corruptos por el mal uso y abuso del dinero. Se suelen señalar a personas sin escrúpulo, dirigentes, políticos o relacionados con el mundo del dinero. No es justo ni verdadero.

La corrupción existe en casi todas partes y suele salpicar, cuando no enfangar, a casi todas las personas, tengan o no tengan dinero; mucho o poco.

Siguiendo una de las acepciones más usadas del diccionario de la RAE, corrupto es todo aquel que está dañado, torcido, pervertido o podrido. En este sentido, tan corrupto es el ladrón, estafador, defraudador, como el adúltero, perjuro, mentiroso, violento, blasfemo etc. Con buen acierto alguien, refiriéndose al tema ha escrito, que “todos los humanos somos como Dios nos ha hecho y nosotros nos hemos estropeado”.Nada más cierto.

Lo contrario de corrupto es ser íntegro. En sentido figurado, persona que es recto, probo e intachable. Resumiendo: Todos somos, en alguna medida, pecadores, corruptos y corruptores y por eso mismo, necesitados de la misericordia de Cristo que “no vino a condenar al mundo, sino a salvar a todos”. No tiremos piedras a nadie.

Noticias relacionadas

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos

Inés Arrimadas, la chica del 17

Perfiles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris