Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Día Internacional de la Familia

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
domingo, 16 de mayo de 2010, 20:01 h (CET)
La familia sigue siendo considerada como el núcleo básico de la sociedad. El 15 de mayo se festejará el Día Internacional de la Familia, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de septiembre de 1993, con la finalidad de aumentar la concienciación en relación a los temas referidos a la familia. Esta conmemoración refleja la importancia que la comunidad internacional otorga a las familias, como la base fundamental de la sociedad en la que vivimos. La ONU aprueba la importancia de la familia, como un entorno privilegiado para el adiestramiento de la prole.

La familia es la principal célula que forja una sociedad y que, por lo tanto, necesita una especial protección. Muchas de las críticas a las que tienen que hacer frente los responsables de tomar decisiones en todo el universo están, íntimamente, atañidas a la familia. Las cuestiones tienen que ver con el fortalecimiento de la capacidad de la familia para atender sus necesidades y el equilibrio entre la labor profesional y las responsabilidades familiares.

La conmemoración del Día Internacional de la Familia es una oportunidad para que las familias muestren su solidaridad y mediten cómo mejorar la relación entre todos los que la componen.

Pero lo más importante consiste en descubrir la raíz que logra que la familia sea el sitio ideal para forjar valores que nos lleven a crear una forma de vivir más humana influyendo en el tejido social y en la convivencia con los demás.

El valor de la familia nace y se desarrolla cuando todos los miembros de la misma asumen, con responsabilidad, el papel que les corresponde; ayudando al bienestar, desarrollo y felicidad entre todos los miembros de la familia.

Para que una familia sea feliz es necesario que todos los mortales que la componen participen de los mismos intereses, compartan gustos y aficiones y se interesen los unos por los otros.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris