Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

La boda negocio de Lolita

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
domingo, 16 de mayo de 2010, 09:24 h (CET)
Lolita, la hija mayor de la recordada Lola Flores de la que hoy domingo se cumplen quince años de su muerte, el pasado viernes se casó con el cubano Pablo Durán, justo dos días antes de conmemorarse el quince aniversario de la muerte de su madre. Lolita, seguro, tiene una agenda muy apretada y eligió este día ante la imposibilidad de casarse en otra fecha. A mi me parece que casarse tan sólo dos días antes de tan señalado día en el calendario de los Flores, es una incongruencia, han sido quince años inolvidables en el recuerdo de una madre a la que tanto se ha querido y no sólo a nivel familiar sino también una mayoría de españoles que aún hoy la consideran única en su trabajo y la recuerdan con mucho cariño. Pero las agendas de los famosos son las agendas y hay que respetarlas.

También sus exclusivas. Lolita y Pablo han vendido la exclusiva de su boda al Hola, Eduardo Sánchez Junco sabe siempre muy bien lo que compra y suele ser generoso, trata personalmente las condiciones con los personajes la mayoría de las veces y se asegura así que todo saldrá a la perfección, que nadie “romperá” la exclusividad del reportaje, por otro lado en esta ocasión Hola juega con ventaja pues Lolita cae muy bien a todos, ella tiene sus formas de trabajarse a los periodistas, tiene maña, y si el personaje cae bien, los paparazzi, que son, generalmente, los que se cargan algunas exclusivas esta vez han orientado sus objetivos hacia otra parte.

La pareja, aunque lo niegue, se dio el sí quiero el pasado lunes, ellos solos, como queriendo convertir ese momento en auténticamente íntimo, de verdad, fuera de cámaras y casi alejados de esa exclusiva. El pasado viernes los más de cuatrocientos invitados previamente acreditados con la invitación de la boda y después de pasar tres controles en los que el servicio de seguridad constataba que nadie iba camuflado con cámaras fotográficas o artilugios especiales propios de cualquier James Bond al uso pudieron pasar a festejar el evento con los novios y el resto de invitados conforme iban llegando al Castillo de Viñuelas, un restaurante de lujo y un fortín donde es difícil atravesar las vallas a no ser que se jugara uno la vida en ello. Tal despliegue de “seguratas”, pinganillo en la oreja, tenía como fin el proteger la exclusiva comprada por la Biblia del colorín.

El precio que va a pagar Eduardo Sánchez Junco es siempre un secreto, queda entre él y los desposados aunque las cifras que se manejan arriba, abajo y en medio y vamos a ver quién se acerca más a ella, hablan de 600.000 euros, de 80.000, de 100.000, en fin cómo ven es una cifra jugosa, sea la que sea, una cifra que es como si te hubiera tocado la lotería. Cuando Lolita conoció a Pablo en el año 2005 interpretando “Ana en el Trópico” e hizo público su noviazgo decía lo contenta que estaba y ya hablaba de que estar con Pablo era una delicia “y a veces me parece que me ha tocado la lotería”, pues bien, es maravilloso que la gente se case enamorada, y si la lotería es doble, es ya la repera.

La fiesta del viernes empezó a mediodía y en el momento de escribir estas líneas (12 del mediodía del sábado) me dicen que aún hay un reducido grupo de invitados que aún la están celebrando. No me extraña, los Flores, todos, siempre han sido muy alegres, muy de celebrar por todo lo alto todo, cantando, bailando, en realidad ellos y ellas se dedican a esto. Cantó Encarnita Polo, cantó Lolita, su hija, sus sobrinas, Massiel, los del Río, un grupo cubano, la fiesta fue amenizada con música de todo tipo, tampoco faltaron los dj’s, estaban Marta Sánchez, Cari Lapique, Carlos Goyanes, Marina Danko y Palomo Linares, pero no estaba el Cordobés el que fuera padrino de Lolita en el año 1983 cuando se casó en Marbella con el argentino Guillermo Furiase, ese año, muchos lo recordarán, Lolita no se pudo casar en el altar central de la Iglesia de La Encarnación de Marbella pues fue tanto el tumulto de la gente de la calle que querían ver esa boda que imposibilitó a los novios darse el sí quiero en el altar y lo hicieron en el despacho del cura, de aquella fecha recordamos la frase célebre de La Faraona: “Si me queréis irsen……..”

Lolita, ya lo he dicho, intenta quedar bien con todo el mundo, salió a las puertas de donde celebraba su boda para atender a los medios informativos que esperaban en la puerta el milagro de ver aparecer a los novios cogidos de la mano con una copa de cava para brindar, pero Lolita apareció sola, con un vestido corto, blanco, y con una estola de piel en donde dejaba ver la etiqueta de la diseñadora, todo un detalle, dijo que estaba contenta, que tenía poca voz porque durante todo el día había habido de todo, música y lágrimas, les preguntó si estaban contentos pues les habían servido un refrigerio, estuvo amable, lo es, dicharachera, también lo es, y volvió para continuar con la fiesta. Salió, otro dato, en el momento de empezar dos programas que a veces la contratan para que vaya a contar retazos de su vida, casi a las 22’00 horas saludó a los colegas, podría haberlo hecho a las 17’00 horas, pues no, en el momento de mayor afluencia informativa y de dónde ella pudiera sacar algún dinerillo dentro de nada acudiendo a los platós.

La ya señora de Pablo Durán, siempre será Lolita, lució en el momento de la “ceremonia” para todos sus invitados y para la empresa pagadora de la exclusiva un vestido firmado por Pronovias, blanco cortado, con cola y con cierto aire “hippie”, Lolita se desplazó varias veces a Barcelona para tratar este asunto, tomar la decisión, hacerse las pruebas y ya está, dispuesta para el “sí quiero”, este ha sido por lo civil y llega después de cuatro años de noviazgo. Recordemos que Lolita hace años que no tenía trabajo, reconoció haber vendido reportajes para poder tirar para adelante. Hace años también habló públicamente de este tema diciendo que se arrepentía de haber vendido para poder subsistir e hizo un acto de contrición, entre esos años y esta última boda Lolita consiguió un Goya, vendió muchos discos con Sarandonga, por poner un ejemplo, y ahora está trabajando en una serie de éxito, Unión musical Da Capo, pero a nadie le amarga un dulce, las ofertas de Hola tumban al más exigente, vean sino a Joan Ribó, el ejemplo mas reciente de una “caída” en toda regla. Lolita que sabe que su carrera, como la de tanta gente, tiene subidas y bajadas, aprovecha la oferta. Otro día, por favor, que no pida disculpas por ello, es su vida, interesa y le pagan, es una cuestión de oferta y demanda, ella está en el mercado, puede o no vender, es su decisión.

En el Hola tienen tanto miedo a que se les escape alguna imagen, alguna foto, que adelantan esta semana su salida a la calle, el Hola estará en los quioscos este lunes y no el miércoles como es habitual. De cualquier forma Encarnita Polo y Rossy de Palma, invitadas a la boda, salieron de la misma antes de tiempo porque en DEC y en Sálvame de Luxe las contrataron para que fueran a explicar lo que habían vivido. Dos invitadas, una cantante y otra actriz, se hacían un bolo al asistir a la boda de su amiga Lolita. Vivir para ver. En DEC sabían más los periodistas que no habían estado en la boda que no Encarnita, pero lo que valió la pena fue ver la nueva versión de Paco, Paco, Paco de la cantante al llamarle a partir del viernes Pablo, Pablo, Pablo. En fin, felicidades a Lolita y a su nuevo marido, desde aquí también nos cae muy bien.

Noticias relacionadas

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga

El cuidado de la casa común

J. Domingo, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris