Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Carta abierta a ZP

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 14 de mayo de 2010, 05:58 h (CET)
Hizo falta que te llamara Obama y que Merkel tronara desde Alemania un “te estoy vigilando” para que te pusieras manos a la obra, aunque sólo un poco y de forma insuficiente, y reconocieras la crisis. Crisis de la cual afirmaste ayer y sin sonrojarte, al tiempo que anunciabas el recorte del 5% de los sueldos de los funcionarios, estamos saliendo. Criatura, si estamos saliendo ¿para qué recortas pensiones y salarios? Pues porque llevas años engañando a una buena parte de la ciudadanía española. Esa parte que, ahora no valen milongas, se quería dejar engañar. Por el pleno empleo. Vota PSOE.

Ahora, cuando ya no es posible seguir huyendo, no te queda más remedio que reconocer que tu partido, el PSOE, nos ha llevado, una vez más, a la ruina. Y toca cambiar de política y luego irte a tu casa. Dejar el frentismo, el guerracivilismo y la siembra de odio que llevas cultivando años (“nos conviene que haya tensión”, ¿recuerdas?) y adoptar medidas impopulares que, es cierto, acabarán contigo políticamente. Pero es que, ZP, ya estás muerto. Déjanos vivir al resto. Ten un poco de dignidad y respeto por la nación española, esa que según tú es discutida y discutible, y adopta las medidas terribles para alguien tan ideologizado, pero necesarias para nuestro bienestar. Asume tu responsabilidad y el coste electoral de tu fracaso. Supongo que es demasiado pedir. Al fin y al cabo eres socialista. Y responsabilidad (la otra cara de la libertad) y socialismo son conceptos incompatibles.

Resulta que en España la casta dirigente, que no es sólo la del PSOE, sino que engloba a los 17 reyezuelos de las taifas y los miles de alcaldes, se gasta algo así como el doble de lo que ingresa, que es cada vez menos. Y se lo gasta en mamarrachadas como mantener a golpe de cien millones de euros por barba y bigote a un par de sindicatos verticales sin credibilidad. O a la patronal, que es lo mismo que UGT y CC.OO., pero con corbata y Viajes Marsans. De las renovables (“energías para pijos”, Gorbachov en el “Fórrum” dixit) mejor no hablamos. Que ríete tú de la burbuja inmobiliaria.

ZP, os lo estáis gastando en financiar el mapa del clítoris de Aído, quien mientras tú anunciabas ayer que la fiesta, tu fiesta, la vamos a pagar pensionistas, empresarios, funcionarios y familias, se gastaba 800.000 euros del ala en “políticas de igualdad”. 7.000 millones de euros de dinero ajeno reparte rumbosamente, con la excusa de la ayuda al desarrollo, entre oenegés amigas y sátrapas varios ese desastre con patas apellidado Moratinos. Debe de ser fundamental para el socialismo patrio estudiar el pie zambo en el Congo o echar una mano a los gays y lesbianas de Zimbawe. Por no hablar de las embajadas catalanas, el canon digital, los convolutos pagados a los titiriteros de la ceja, el doblaje de las pelis al catalán, el sueldo de la Pajín y la madre que la parió que manda en Benidorm, el inútil ministerio de la Vivienda, las ayudas de todo tipo, del PER al cine a 1 euro, como forma de compra de voluntades, la publicidad institucional para mantener a los medios de comunicación como contrapoder… de la oposición…

Por no mencionar el despilfarro de Alberto Ruiz-Gallardón –mientras siga en el PP el discurso, magnífico y valiente, de Mariano Rajoy carece de credibilidad-, sus noches blancas, zanjas, más de mil asesores y mastabas; la conversión del Senado en torre de Babel, las espadas de Carod Rovira y los caprichitos del pijo Saura; las cajas de ahorro (resulta en cierta medida divertido que Narcís Serra, quien tuvo arte y parte en la más que discutible intervención de Banesto, esté ahora al frente de lo que era una caja y ahora es una ruina) que deberíais haber dejado quebrar hace tiempo, las empresas públicas como monipodio de unos cuantos, refugio de amiguetes, familiares y novietas varias; las televisiones públicas estatales, autonómicas y locales que siguen utilizándose como anestesia del personal para solaz de contertulios “todólogos” amigos del poder que toque. O corruptelas que van desde trajes con sastres extraños hasta caballos pagados con billetes de 500 envueltos en periódicos.

¿Qué hace tu gobierno después de 2 años de mentiras, ocultamientos e insultos contra quienes avisaban, avisábamos, de la que se nos venía encima? Decir que la factura de la juerga que tú y tus igualmente culpables socios, los que votaron tus irreales presupuestos, la paguen los curritos. Y anunciar una subida de impuestos, o sea, saqueo al por mayor de nuestros cada vez más vacíos bolsillos, que nos va a dejar temblando.

Es decir, que tú, Zapatero, quieres que los demás paguemos el despilfarro y derroche que Solbes prometía frente a Pizarro y que 11 millones eligieron y votaron. He ahí nuestra responsabilidad como pueblo. Pero vosotros, los políticos, por supuesto que no vais a asumir vuestras culpas. Sois socialistas. O sea, que lo de la miseria y la corrupción va de suyo. ¿Es eso?

Vas a recortar un poquito la deuda para que la UE, Obama y hasta el chino, quien también te llamó, no se mosqueen. Ojo, ZP, que no te critico por las medidas que has adoptado, que me parece, aún siendo insuficientes, siguen el buen camino. Critico la caradura que tienes al pretender que los ciudadanos se aprieten el cinturón mientras que tú no eres capaz de poner en la calle a tus 600 asesores o a 8 de tus ineficaces ministros. Tienes una jeta enorme. Que se aprieten el cinturón los demás, que aquí mando yo. Y si eso que vengan Víctor y Ana a cantar a la alegría.

Lo del crecimiento, que pasa necesariamente por la creación de empleo, mejor lo dejamos para otro rato, ¿verdad ZP? No has hablado de la tan necesaria reforma laboral que debe de incluir, y tú lo sabes porque desde el FMI te lo han contado, la desaparición de la negociación colectiva. Tampoco quieres tocar, como no sea para convertir España en un protectorado de tu amigo Roures y tu compinche Montilla, la estructura territorial de España, que es insostenible. ZP, entérate: no se pueden sufragar 17 Estaditos, 17 parlamentos, cientos de ministrillos y miles de colocados. Mucho menos casi 3 millones de funcionarios. Tampoco son ya viables miles y miles de municipios. ¿Sabes que a los griegos les obligan a recortar un 30% el número de municipios? Toma buena nota.

Quieres ignorar, por sectarismo, que hay que derogar de inmediato las leyes educativas socialistas de la escuela comprensiva si queremos que nuestros niños tengan futuro en un mundo globalizado. Tampoco cuentas, tráete de vuelta a Solbes para que recomiende por tercera vez planes privados, que ya no hay quien sostenga un sistema de pensiones público de pirámide invertida. No quieres tomar medidas contra el despilfarro que supone una sanidad pública en donde hasta el camillero es funcionario.

Tampoco hablas, en realidad esto casi nadie lo hace, de la crisis política, de magnitudes desconocidas, que tú solito has organizado y que es causa de todo este embrollo. ¿Qué tal van los contactos con los batasunos? ¿Montan un show de tregua o entrega fingida de armas?

En el colmo del disparate, pretendes, tú que nos has llevado a la ruina, que nos creamos que nos vas a sacar de ella. Y encima te permites, tú, el de los 5 millones de parados, el lujo de ir repartiendo moralina.

ZP, entérate, contigo al frente esto no tiene solución. Vete a tu casa y déjanos en paz.

Noticias relacionadas

Hacer República

J. Hernández, Málaga

Un blanco sueño por Astún (Huesca)

V. Rodríguez, Zaragoza

La Navidad, Trump y los demás

M. Ferraz, Barcelona

Demasiadas ‘normalidades’

S. Madrid, A Coruña

Un regante alimenta a 155 personas de media al año

D. Martínez, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris