Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Sobre el recorte del gasto público

Mario López
Mario López
viernes, 14 de mayo de 2010, 05:58 h (CET)
A mí me parece muy mal vivir de la ignorancia ajena. Los profesores, especialmente los universitarios, no hacen otra cosa. Yo mismo soy profesor, y no me siento orgulloso de ello, la verdad. Lo que enseño a mis alumnos lo he aprendido de forma autodidacta; no entiendo por qué ellos no pueden hacer lo mismo.

El poco tiempo que pasé en la Universidad sólo fui a examinarme. Ir a clase es una soberana pérdida de tiempo, salvo que quieras conocer gente. Y, la verdad, la gente que puedes conocer en la Universidad no es mucho más divertida que la que puedes conocer en una discoteca o en un viaje organizado por Barceló, Julia o el mismo Marsans. Afortunadamente, los profesores de academia están siendo sustituidos, muy ventajosamente, por tutoriales. Yo tengo para mí que los profesores universitarios son un adorno arcaico, algo así como las togas de los magistrados o los propios magistrados; algo que no hay manera de erradicar, por mucho que nos conste que no sirve para nada. Los famosos atavismos humanos. Yo creo que Zapatero tiene en la Universidad y en los demás centros de formación públicos un buen lugar donde meter la tijera. Si desaparece el profesorado, lo único que notaremos será un alivio en las arcas públicas. El buen estudiante seguirá rindiendo como hasta ahora. Los grandes profesionales son todos autodidactas. Reconozco que soy profesor porque fue lo último que se me puso a tiro antes de caer en la absoluta indigencia. Pero, reconozco que mi labor es estéril y se podría considerar algo así como turismo laboral.

Noticias relacionadas

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos

Inés Arrimadas, la chica del 17

Perfiles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris