Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Zapatero, solo y contra sí mismo

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
jueves, 13 de mayo de 2010, 06:16 h (CET)
Se evaporó el que se proclamaba “defensor de los débiles, de los obreros, de los pensionistas, de las viudas, de los bebés, de los dependientes”. Todos estos, y otros, se han quedado sin “redentor”. Zapatero, en contra de todo lo que venía diciendo y de sus promesas electorales, ha tomado medidas más duras y drásticas que en su día hizo el mismo Aznar para salvar la economía.

Lo que no hizo cuando se lo pedían en el Parlamento, lo ha tenido que hacer ahora por mandato de la Unión Europea y tras una llamada telefónica de Obama. “O esto o tu país se va a hacer gárgaras”, podría ser el resumen de aquellas exigencias. Y lo ha debido hacer en “tres días” para cumplir el ultimátum europeo, siendo precisamente él quien preside por turno la Unión Europea. “La gran rectificación”, la define Barbeta, que la interpreta “como si en el fondo estuviera pidiendo perdón”.

Dentro del país, Zapatero se ha quedado solo; ni los suyos están contentos ni los partidos de la oposición le aplauden. Desde la izquierda se valora como una traición, Y desde la derecha se considera insuficiente, tardío e improvisado. Lo ha hecho “en tres días”, se alega, pero “en el tercer día no resucitó”. Está más solo que nunca. Incluso los sindicatos que frenaban las protestas a cambio de grandes subvenciones, le dan la espalda.

Parece que solo Rajoy y los suyos están dispuestos a apoyarle, a cambio de repensar algunas de esa medidas drásticas (“decretazo”y “recortazo”) que ha tomado, y de añadir otras, como la supresión de una vicepresidencia y varios ministerios. El jefe de la Oposición está dispuesto a hablar si le llama “esta misma tarde”.Quizás es la última carta que le queda por jugar a Zapatero, si está dispuesto a salvar la cara y el país. ¿O la propuesta de Durán de un “gobierno de concentración”?

Un Zapatero sólo, más solo que nunca. Y, encima, solo incluso de si mismo, Mas aún, contra si mismo, al contradecirse en casi toda la política “social” de la que alardeaba y había hecho bandera..No queriendo escuchar las voces de dentro, ha tenido que hacer caso de las exigencias de fuera. Como ha dicho, Juliana, bajo su mandato “España ha sido intervenida”.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris