Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Brown Con-Dem-nado. Lib-Dems con Cons

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 12 de mayo de 2010, 04:06 h (CET)
En Reino Unido se usa la sílaba ‘Cons’ para referirse a los conservadores y ‘Dems’ o ‘Libs’ para hacer lo propio con respecto a los demócratas liberales. Hoy por primera vez en la historia estos dos partidos cuyos ancestros tienen más de 3 siglos de existencia han hecho una coalición para echar a los ‘labs’ (laboristas) del gobierno nacional.

Tal como lo advertía la tapa del principal diario pro-laborista (el Mirror) Gordon Brown podía quedar con-dem-nado. Buscando por todos los medios de mantenerse en el cargo Brown anunció que él solo seguiría siendo primer ministro por 3 a 4 meses más y que su gobierno impondría una nueva ley para reformar el sistema electoral.

Sin embargo, pese a todos sus intentos por perpetuarse en el poder, él acaba de dejar las llaves del número diez de Downing Street (la residencia del primer ministro de su majestad) a su oponente David Cameron.

Durante las elecciones los conservadores decían que quien votase a los liberal-demócratas estaría ayudando a que los laboristas tuviesen a alguien que les permita retener el poder. En los hechos ocurrió lo inverso. Son los liberales quienes han llevado a los conservadores a encabezar su primer gobierno sin mayoría parlamentaria en varias generaciones.

Desde el punto de vista programático las distancias que los liberal-demócratas tienen ante los conservadores son mayores que frente a los laboristas. Mientras los ‘lib dems’ son favorables a la Unión Europea, la amnistía a indocumentados y a eliminar los caros submarinos nucleares, los ‘cons’ quieren quietarle peso a la UE, piden más dureza frente a los inmigrantes y proponen más gastos en defensa.

Sin embargo, los ‘lib-dems’ solo usaron los coqueteos con los ‘labs’ para que los ‘cons’ les hagan más concesiones. Gracias a coquetear a uno y otro Nick Clegg se ha convertido en el primer vice-primer ministro liberal-demócrata de la historia. También los ‘lib-dems’ han conseguido forzar al partido que más se ha opuesto a toda reforma electoral el que acepte someter a un referendo una leve reforma del sistema electoral uninominal para permitir que cada votante puede mostrar sus preferencias y el ganador se imponga con más del 50% de los sufragios escrutados.

Los ‘lib-dems’ decidieron no formar una ‘alianza progresista’ con los ‘labs’ por varias razones. Primero porque sería vista como una coalición echa entre los dos perdedores y colocando por segunda vez consecutiva a un primer ministro que no haya liderado una victoria electoral (Brown y su sucesor). Segundo porque ello podría agigantar a los conservadores en la oposición y ahora, más bien, buscarán ir ‘suavizándolos’. Tercero porque ideológicamente Clegg está en la derecha de su partido (y su esposa Miriam es hija de un senador de la derecha española).

Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris