Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

El segundo error de Aznar

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
martes, 11 de mayo de 2010, 05:51 h (CET)
Este columnista, que de zapaterista tiene poco, hace mucho que ha defendido que Rajoy fue el segundo error de Aznar, tras el apoyo impopular e injusto a la cruel guerra de Irak. El tercero fue la pésima gestión de los atentados terroristas del 11-M. Sí, claro, la torticera y tramposa reacción de la oposición de entonces y sus medios de comunicación ayudó también al cambio de gobierno.

España está pasando uno de los peores momentos económicos, que no es comparable a ningún otro reciente, pues las crisis que hemos pasado anteriormente fueron muy diferentes en dimensiones a la actual. Y sin embargo Rajoy no consigue desplazar de las encuestas al PSOE; un mínimo punto y pico es toda la ventaja que lleva según la encuesta de la semana. Teniendo en cuenta que los españoles hemos decidido votar exclusivamente en función del peso de nuestro monedero sin tener en cuenta otros valores menos tangibles, es difícil entender este resultado después de las torpezas consecutivas que en la gestión está cometiendo un presidente que iba a aprender Economía en un par de clases. ¡Hasta su maestro pilló las de Villadiego!

Rajoy ha cometido numerosos errores, empezando por su deficiente comunicación, su pésima dicción y su excesivamente elegante distancia de los votantes. Sin duda los casos de corrupción de los que se ve acusado su partido y en los que no ha intervenido con decisión y rapidez, en los que se ha encogido, escondido y mirado para otro lado, le pasan una justificada factura.

Ahora nos ha contado que va a apoyar a su candidato en Valencia “diga lo que diga la Justicia”... ¿Ha pensado tamaña barbaridad? ¡Hasta Fraga le ha corregido! Se podría entender sin esfuerzo que estuviera seguro de su honradez, que le defendiera, que le diera ánimos, incluso que le apoyara.... ¡pero no a pesar de que “diga lo que diga la Justicia! Nadie está por encima de la Justicia, nadie puede organizar su futuro sin contar lo que la Justicia tenga que decir sobre sus actividades. Ni siquiera Rajoy, ni siquiera Camps, ni siquiera el PP.

La democracia interna de los partidos, todos ellos, es una de las más graves carencias de nuestro sistema democrático junto al sistema de listas cerradas y al bipartidismo institucionalizado. Si el dedo de Aznar hubiera dejado paso a los afiliados... ¿dónde estaríamos?

Noticias relacionadas

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes

El buen pastor

Una persona si no es guiada por el Buen Pastor está expuesta a ser absorbida por un extremismo ideológico

Puigdemont no cede

La carta de Puigdemont a Rajoy es más de lo mismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris