Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mayo 2010

Josefa Morales (Valladolid)
Redacción
lunes, 10 de mayo de 2010, 06:40 h (CET)
En mayo, el mes de la Virgen, adornamos su imagen rodeándola de las más bellas flores, que parecen celebrarla y cantarle rompedoras de alegría. En las escuelas se hacía el ejercicio de las flores. Ahora, ya no. ¿Será porque la Virgen habla de pureza al corazón de los niños y los jóvenes? ¿No nos damos cuenta de que necesitan vivir la castidad para ser limpios de alma y sanos de cuerpo?

El mes de mayo me trae muy vivo el recuerdo de la Virgen, su pureza y hermosura, su amor maternal, que a ningún mortal deja en olvido. ¿Quién, en su madurez, no recuerda el “Venid y vamos todos con flores a porfía, con flores a María, que Madre nuestra es”? Cuando se ha cantado de niño y se vuelve a oír de mayor, ¿no es verdad que reverberan, en el interior, los nobles sentimientos que prendieron en la infancia? Otro tanto ocurre con la Salve Marinera, que escuchamos en un funeral por los cuatro marinos fallecidos en Haití, retransmitido por televisión española ( 20 de abril de 2010) y que aún podemos ver en YouTube. Emocionante esa salve que encanta a los marineros: “Salve!, Estrella de los mares, /de los mares iris, de eterna ventura. ¡Salve!,¡oh, Fénix de hermosura!/ Madre del divino amor (…)”.La Salve Marinera, procedente de la zarzuela El Molinero de Subiza, podemos considerarla casi como un himno de la Armada Española, desde 1942.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris