Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mayo 2010

Josefa Morales (Valladolid)
Redacción
lunes, 10 de mayo de 2010, 06:40 h (CET)
En mayo, el mes de la Virgen, adornamos su imagen rodeándola de las más bellas flores, que parecen celebrarla y cantarle rompedoras de alegría. En las escuelas se hacía el ejercicio de las flores. Ahora, ya no. ¿Será porque la Virgen habla de pureza al corazón de los niños y los jóvenes? ¿No nos damos cuenta de que necesitan vivir la castidad para ser limpios de alma y sanos de cuerpo?

El mes de mayo me trae muy vivo el recuerdo de la Virgen, su pureza y hermosura, su amor maternal, que a ningún mortal deja en olvido. ¿Quién, en su madurez, no recuerda el “Venid y vamos todos con flores a porfía, con flores a María, que Madre nuestra es”? Cuando se ha cantado de niño y se vuelve a oír de mayor, ¿no es verdad que reverberan, en el interior, los nobles sentimientos que prendieron en la infancia? Otro tanto ocurre con la Salve Marinera, que escuchamos en un funeral por los cuatro marinos fallecidos en Haití, retransmitido por televisión española ( 20 de abril de 2010) y que aún podemos ver en YouTube. Emocionante esa salve que encanta a los marineros: “Salve!, Estrella de los mares, /de los mares iris, de eterna ventura. ¡Salve!,¡oh, Fénix de hermosura!/ Madre del divino amor (…)”.La Salve Marinera, procedente de la zarzuela El Molinero de Subiza, podemos considerarla casi como un himno de la Armada Española, desde 1942.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris