Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Una América cambiada

David S. Broder
David S. Broder
lunes, 10 de mayo de 2010, 05:56 h (CET)
WASHINGTON - Hace cincuenta años, escribiendo la que sigue siendo la mejor crónica redactada nunca de una campaña electoral presidencial, "La forja del Presidente 1960", Theodore H. White dedicó un capítulo entero a los resultados del censo de ese año. Desde entonces, los periodistas han escrutado en el censo decenal la información que proporciona de los cambios en la sociedad estadounidense.

Esta semana se facilita un resumen del censo de 2010 a través de la gente del Metropolitan Policy Program de la Brookings Institution. Su informe, "Estado de la América metropolitana", financiado por la Fundación Rockefeller, está debidamente subtitulado "En primera línea de la transformación demográfica".

Utiliza los datos actualizados anualmente de la Encuesta de Datos de la Comunidad Norteamericana para buscar cambios entre los años 2000 y 2008 en las 100 mayores áreas metropolitanas. Dado que estas zonas suponen las dos terceras partes de la población nacional y las tres cuartas partes del producto interior bruto, este estudio es una muestra de las conclusiones del censo que se facilitarán el año que viene.

En el espacio de esta columna no puedo hacer justicia a la riqueza de este informe de 168 páginas. Pero después de una reunión informativa con Bruce Katz, director del programa, y varios colegas, puedo decir que vamos a descubrir un país nuevo y diferente que pondrá a prueba muchas de nuestras ideas y creencias políticas antiguas.

La mayoría de nosotros sabemos que durante la última década, hemos superado la cota de los 300 millones de habitantes. Pero pocos de nosotros probablemente hayamos reflexionado sobre el hecho de que el 83 por ciento de ese crecimiento provino de gente que no es blanca. Casi uno de cada cuatro estadounidenses menores de 18 años tiene al menos un padre inmigrante.

Dentro de ese crecimiento acelerado se ha registrado un incremento de la diversidad, no sólo en sentidos étnicos y raciales, sino a niveles de renta y educación. Las rentas más altas han crecido más; las más bajas han luchado por mantener la tendencia.

Las ciudades y los suburbios se han vuelto más armónicos. La mayoría de los miembros de todos los grupos étnicos y raciales son habitantes de los suburbios. El número de barrios obreros creció cinco veces más rápido que el de los residentes pobres de la ciudad.

Al mismo tiempo, las áreas metropolitanas se han vuelto más diversas. El estudio sugiere que tenemos que pensar en la sustitución de las viejas categorías del Sun Belt o el Rust Belt con una categorización de siete estratos de lugares donde reside la mayoría de los estadounidenses - en función del ritmo de crecimiento global, la diversidad y los niveles de renta y educación.

Como apunta el informe, "ver la América metropolitana a través de este prisma ofrece una visión más matizada del país y sus diferentes desafíos que las generalizaciones regionales convencionales. El Sur, por ejemplo, cuenta con al menos un miembro en cada una de las siete categorías metropolitanas, mientras destinos demográficos muy diferentes distinguen a Atlanta de Augusta, o Miami de Palm Bay".

Washington D.C., por ejemplo, es una de las nueve áreas metropolitanas donde el crecimiento de la población, la diversidad y el nivel educativo durante la década han superado el promedio nacional. Las 8 restantes están todas al oeste del Mississippi, concentradas en Texas y también en Colorado, Arizona, Nuevo México, California y Washington.

En el otro extremo de la balanza están los 18 de bajo crecimiento y baja diversidad, zonas de escasa formación centradas en las viejas ciudades industriales a lo largo de los Grandes Lagos y esparcidas por el noreste y el sureste.

El informe sugiere que pueden desarrollarse futuros conflictos políticos a lo largo de las líneas de demarcación entre las áreas de crecimiento y los rezagados de la población. Pero también descubre las luchas políticas entre la población mayor mal acomodada en muchos suburbios y la población joven en expansión en esos mismos suburbios.

Al concentrarse por separado en tendencias regionales y metropolitanas a nivel nacional, los estudiosos dan una nueva forma de ver el país a legisladores y ciudadanos por igual. Y cuanto más ven, más sorpresas descubren los expertos.

La mejor noticia es que esto es sólo el informe de toma de contacto, y será actualizado cada año. La dirección Web es www.brookings.edu / metroamerica.

Noticias relacionadas

¿Se atreverán a cometer la gran traición?

No te odio, sólo estoy decepcionado. Te has convertido en todo aquello que dijiste nunca serías. Autor Desconocido

Un caminante sin amor es como un río son agua

Vivimos en la necedad y en el engaño

Que no nos toquen los...

Los españoles somos indisciplinados, anárquicos, iconoclastas, broncosos, dejados, veletas… Aplaudimos a los mismos que denostamos; subimos a los altares a los que crucificamos. Somos… españoles

Descontrol total en Cataluña

Parece que el Gobierno sopesa aplicar una intervención mínima y espera que Puigdemont dé marcha atrás

El separatismo atrapado en el cepo. El Gobierno debe decidir

La incomprensible insistencia de Sáez de Santamaría en diálogo, diálogo, diálogo... no se entiende
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris