Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

El Rey, operado en la sanidad pública

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
domingo, 9 de mayo de 2010, 06:26 h (CET)
Ayer el Rey Juan Carlos fue operado en el Hospital Clinic de Barcelona de un nódulo en el pulmón. En rueda de prensa el médico que le operó explicó de forma comprensible para todos qué tipo de intervención había realizado al Monarca. El doctor Laureano Molins López-Rodó explicó que al Rey se le había intervenido de un tumor benigno en el pulmón derecho: “Se le ha practicado una torocotomia y se ha llevado a cabo una resección en cuña para extirparle un nódulo que ha sido analizado en anatomía patológica y no contiene ninguna célula maligna. El Rey no tiene cáncer”. La noche del viernes empezaron a circular rumores acerca de que la Reina iba a ser intervenida en el Clínic de Barcelona y algunos reporteros gráficos empezaron a hacer guardia ante sus puertas. La Reina por la mañana había estado en un acto en la Ciudad Condal para regresar a Madrid pues por la tarde tenía otro acto en la capital. El Rey, que el viernes recibía al Vicepresidente de los Estados Unidos y departía cincuenta minutos con Biden, trabajó hasta el último momento de ingresar, el primer ingreso lo hizo en la Clínica Planas de Barcelona la tarde-noche del viernes, allí le prepararon para el ingreso clínico del sábado. El Rey ingresaba para ser intervenido en el Hospital Clinic a las 7’30 horas de la mañana.

La intervención duró dos horas y media, comenzó a las 9’15 horas y acabó a las 11’45 horas, como confirmó el Dr. Laureano Molins una intervención no se ciñe sólo al tiempo en que se está practicando la misma, se computa su duración desde que al paciente se le prepara, se le anestesia, todo ello forma parte de la intervención. También dijo que probablemente le existencia del nódulo real era a causa del antecedente del tabaquismo y que desde el pasado día 28 ya se le ha informado al Rey que no puede fumar: “El Rey fumaba puros, pero son tan perniciosos como los cigarrillos” explicó el cirujano.

El nódulo del que se le ha operado al Rey se le detectó en un examen realizado en el año 2007, era un nódulo calcificado que no tenía movimiento. En el examen médico practicado los días 26 y 27 de abril pasado en la Clínica Planas de Barcelona el equipo médico que le atendió detectó que la morfología del nódulo había variado y que era preciso hacer un PET TAC, con el resultado de esta prueba en las manos los médicos le explicaron al Rey que era preciso operarle: “sin prisas, pero sin pausas” dijo el Doctor Laureano Molins. El Dr. Molins fue quién decidió dónde iba a operarse al Monarca según constató el Dr. Josep Brugada, Director Médico del Clínic, quien manifestó que se sentían muy honrados de que Don Juan Carlos estuviera en el Clinic y que todo había sido preparado para que se sintiera cómodo y seguro, ante la pregunta del trato que estaba recibiendo el Rey en un Hospital público el Dr. Brugada fue tajante: “El Rey ha ingresado en el Hospital Clínic que es un hospital público”.

La rueda de prensa fue amplia, preguntó todo el mundo que quiso y todos los facultativos que estaban presentes dieron el máximo detalle de todo lo que estaba ocurriendo en el Hospital Clínic, el Dr. Avelino Barros Caballero, jefe médico de la Casa del Rey ante la pregunta de por qué el Rey se ha operado en Barcelona y no en otra parte manifestó: “El Rey hace años que practica sus exámenes médicos anuales en Barcelona, tiene amigos aquí y plena confianza en los médicos que le atienden que son tan buenos como los otros facultativos del resto de España”.

La rueda de prensa se distendió aún más cuando al preguntarle al cirujano Laureano Molins por la recuperación del Rey y cuándo podría incorporarse a sus tareas como Monarca dijo: “Una persona que hace un trabajo con mucho ejercicio físico debe tener un tipo de recuperación más lenta pero quién está una hora en el despacho y saluda a muchas personas puede reincorporarse antes”, este comentario simpático del médico nos hizo sonreír a todos. Es verdad, algunas personas que desconocen la realidad del trabajo del Rey imaginan que su trabajo es sólo saludar a personas y trabajar en su despacho. Obviamente el Doctor Molins está al minuto informado del trabajo del Rey y todos sabemos la complejidad del mismo pero ante una rueda de prensa médica y después de una intervención exitosa nos vino muy bien ese momento de distensión.

El Rey, aunque nadie nos lo ha confirmado, está instalado en la planta séptima del Clínic y podría recibir el alta médica dentro de tres o cuatro días y empezar a trabajar en quince días. La Reina llegó a las 11’30 horas mientras el Rey estaba en quirófano, no se la vio, entró por la puerta trasera, de cualquier forma la Casa Real informó que la Reina viajaba ayer por la mañana cuando algunos fotógrafos decían haberla visto la noche del viernes, a mi la Casa Real me dijo que la Reina viajaba ayer por la mañana y que quienes la vieron el viernes por la noche en el Clinic la debieron confundir con alguien a quién se le parecía.

También se dijo que Letizia había llegado al Hospital público pero se confirmó que ésta no estaba y no se sabía si tenía previsto visitar a su real suegro. El Príncipe estaba ayer en la toma de posesión de la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, y regresará a España el próximo lunes sin saberse si visitará al Rey en el Hospital, Elena que tenía previsto tomar parte en el concurso hípico que se celebraba en Valencia suspendió su participación para seguir la evolución del Rey, su padre, en el momento de escribir estas líneas (18’00 horas) la Infanta no había viajado hasta Barcelona. Cristina que como es sabido vive en Washington llega el lunes pues estaba ya previsto que así lo hiciera ya que tiene actos de agenda como representante de la Casa Real española.

Ramón Iribarren, jefe de prensa de la Casa del Rey se ganó a todos los informadores este sábado, la nueva política de transparencia informativa de la Casa real y por lo tanto de todo lo que refiere a sus integrantes, está dando sus frutos, Ramón, con su equipo, estuvo en todas partes, sin preocupaciones, con fluidez y con mucha naturalidad, colegas mías que estaban también trabajando afirmaban: “Es una delicia trabajar de esta manera”. Ramón se preocupó de que todos los micrófonos tuvieran la señal bien, así como las televisiones y dijo que procuraría que todas las personalidades que vayan a visitar al Rey entren o salgan por la puerta principal para que los informadores puedan trabajar todo el tiempo necesario. Ramón explica y especifica, imagino que hasta donde puede, que es mucho. Aunque a mi todavía nadie me ha contestado a la pregunta del millón: “Si en el último examen al Rey encontraron que el nódulo, ya extirpado y ya historia, había cambiado morfológicamente porque nos mandaron un informe en el que decía que el Rey estaba bien”.

También entiendo que el Rey es el Rey y que la información de una intervención antes de practicarla pudiera inducir a un malestar innecesario entre los españoles. Pero, quizás, lo mejor hubiera sido no emitir ningún mensaje y esperar los resultados de ayer. Por la actitud de los miembros reales ya suponemos que no estaban para nada alarmados, si la salud del Monarca hubiera sido preocupante ni el Príncipe hubiera viajado a Costa Rica ni la Infanta Cristina hace diez días hubiera regresado a Washington.

Cierro, me acaban de informar que la Reina que está en el Hospital Clinic en una sala al lado de donde el Rey se está recuperando ha dejado la planta y lejos de todo protocolo se ha personado en el vestíbulo del Hospital para saludar a los periodistas que están haciendo la información a pie de calle. La Reina, me explican, sonriente y un poco nerviosa, ha dicho que estaba muy contenta por el resultado de la intervención y que “no nos asustamos cuando nos dieron el diagnóstico”, también ha manifestado que el Rey están descansando y se siente animado: “y no ha perdido el sentido del humor”.

Noticias relacionadas

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga

El cuidado de la casa común

J. Domingo, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris