Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Tio Sam viste de sotana en el cono sur

Luís Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 6 de mayo de 2010, 03:32 h (CET)
Afirmaba Jean Jacques Rousseau que los temores, las sospechas, la frialdad, la reserva, el odio, la traición, se esconden frecuentemente bajo ese velo uniforme y pérfido de la cortesía.

Tal es el caso del cura Fernando Lugo cuando necesitaba el respaldo propagandístico del poderoso movimiento bolivariano de América Latina, con el cual coqueteó en principio, para terminar hundiendo por la espalda el frío puñal de la traición.

La nueva entrega de jirones de soberanía realizada esta semana, en la que volvió a mendigar la cooperación de represores de Estados Unidos para aplastar a la insurgencia en el norte del Paraguay, lo ha puesto en evidencia más que nunca.

MENDIGANDO REPRESORES AL IMPERIO
“Ante el clima de violencia y prácticas terroristas reinantes en el Norte del país, el Gobierno de los Estados Unidos de América apoyará técnicamente al gobierno del cura Fernando Lugo para suplir la ausencia del Estado en esa región”. Así reveló la embajadora Liliana Ayalde a sus voceros en la prensa, al anunciar que a fin de mes, un grupo militar ingresará al Paraguay.

http://www.abc.com.py/abc/nota/113146-Ante-violencia-en-el-Norte,-Lugo-recurre-a-los--EE.UU./

Es a pedido del mismo gobierno paraguayo, quien en varias ocasiones se jactó de defender la dignidad y la soberanía nacional, pero condecoró a represores colombianos y ahora termina mendigando "asesores" militares a Estados Unidos.
El hecho constituye una traición más a la causa bolivariana, de la que el cura Lugo fue presentado como partidario por sus publicistas.
A propósito de los desaires a los cuales Lugo somete al proyecto bolivariana, puede visitarse el sitio:

http://www.aporrea.org/tiburon/a89291.html

Sobre los personajes conectados a los dólares imperialistas que copan los puestos claves en el gobierno del cura, puede visitarse:

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/48914

UN ASESOR BOLIVARIANO EN RECEPCIONES DE LA U.S.EMBASSY

El sociólogo José Luís Simón denunción a través de la oficialista emisora Radio Ñandutí, que una carta enviada por el ministro de Defensa de Fernando Lugo, con duras recriminaciones, a la embajadora de Estados Unidos Liliana Ayalde, en realidad fue redactada por un habitué de los eventos sociales que organiza la Legación diplomática del Imperio.
Se trata del escritor y poeta Emilio Pérez Chavez, quien comúnmente aparece en las páginas socialeras de los medios impresos paraguayos y en la prensa del corazón, disfrutando de las recepciones que ofrece la representante de Washington en Asunción.
El hecho no constituye ninguna novedad, dado que un conocido dirigente “guevarista” en el gobierno del cura, Camilo Soares, es un viejo beneficiario de los dólares imperialistas a través de las ONG que acompañan al gobierno luguista.
La USAID desvió dinero destinado para filantropía a financiamientos no gubernamentales, fondos que llegaron a las cuentas del Partido Movimiento "Al Socialismo" (PMAS), mediante su llamada Casa de la Juventud, que en 2004 aceptó una partida de alrededor de 127 mil dólares (aplicable al período 2004-2006), para -según declaración pública- dar "apoyo institucional, educativo y técnico a organizaciones para jóvenes".
Este grupo cooptado por el imperialismo constituyó pieza fundamental en el engranaje electoral luguista, e incluso actuó de grupo de choque, al estilo de las SS Nazis, en numerosas oportunidades.

LA PESADILLA CONTINÚA
El pedido de intervención de represores en Paraguay, como el realizado por el obispo Fernando Lugo, no es una historia nueva en un país tantas veces traicionado por sus propios gobernantes.
El pago porla traición y las donaciones a los represores, se encubrieron siempre bajo la forma de créditos otorgados por instituciones financieras del gobierno estadounidense: la USAID, el Export-Import Bank, el Inter-American Development Bank, el Internacional Monetary Found y el World Bank.
En el tiempo de la postdictadura, controlando el presunto combate al narcotráfico, la prensa local, subsidiaria de la National Endowment for Democracy, la Justicia Electoral y por otra parte a tribunales y Ministerio Público con la excusa de la "anticorrupción", el imperio amplió su influencia más allá de la agricultura y las Fuerzas Armadas. Llegando, incluso, a colocar plazos a las empresas paraguayas para su apertura formal y a la aceptación de maquiladoras.
Sólo durante el gobierno que precedió a Lugo, Estados Unidos invirtió 34 millones de dólares en infiltrar instituciones claves del estado paraguayo con la excusa del “combate a la corrupción”.
Otro estamento fuertemente identificado con los intereses de Washington en Asunción es el periodístico, con individualizados operadores de los intereses imperiales y receptores de donaciones de la NED, que es quien dota del discurso ideológico a la USAID. La mayoría de estos medios identificados con las políticas imperialistas, entre ellos la radio oficialista Ñandutí, acompañan al gobierno de Lugo o lo hicieron durante su proselitismo.
La injerencia encubierta o desembozada de la USAID y otros organismos washingtonianos en las elecciones indican que Estados Unidos no renuncia a ejercer influencia en las decisiones que rozan sus intereses en la nación guaraní.

LUGO RATIFICA VASALLAJE A WASHINGTON
A pesar de una retórica que pretende imitar a la bolivariana, el cura Fernando Lugo hasta ahora ha ratificado todos los acuerdos que implican vasallaje al imperio, entre ellos el instrumentado a través del Plan Umbral. Puede verse un acuerdo reciente entre Lugo y la embajada norteamericana, en la práctica una ratificación de vasallaje al imperialismo, en el mismo sitio oficial de la Legación del imperio en Paraguay, en la URL:
http://spanish.paraguay.usembassy.gov/pe_101509.html
El Plan Umbral, aplicado a través de la USAID, es una más de las formas de penetración y lucha ideológica contra las fuerzas del cambio, populares y progresistas, que sistemáticamente desarrolla el gobierno de los Estados Unidos. Apunta claramente a reformar y profesionalizar el ámbito de las instituciones del Estado, para que abran camino a la profundización de las políticas neoliberales, como por ejemplo la promoción de las maquiladoras que acaban con conquistas sindicales y sociales de los trabajadores.

El proceso selectivo y el destino de fondos del Plan Umbral, como todos los que le antecedieron y funcionan paralelamente, incluso como auxiliares de inteligencia militar -como los Cuerpos de Paz- se da con base en una clara identificación con los principios ideológicos de la supremacía estadounidense, el mercado capitalista y la democracia liberal.

Es esa misma supremacía –a la que otrora contribuyeran Pinochet, Videla y Stroessner- la que el cura Fernando Lugo, engendro clerofascista promocionado por la izquierda chanta, hoy contribuye a afianzar en el Paraguay mendigando apoyo norteamericano a la caza de brujas contra la izquierda que, con sustancioso respaldo de Alvaro Uribe y su Plan Colombia, se consolida en el norte del pais.

Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris