Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Síndrome de Down   Madres   -   Sección:   Opinión

Querida futura mamá (y 2)

Hoy son las personas con Síndrome de Down las asesinadas, ¿y mañana?
Carlos Rubio Romo
jueves, 22 de diciembre de 2016, 00:04 h (CET)
Y, finalmente, respecto al aborto yo me pregunto: ¿no estamos en una Sociedad completamente enferma de contradicción? ¿O acaso no es una contradicción el escándalo mundial que se organiza cada vez que en EE.UU. se ejecuta a un preso (por cierto, las mismas voces condenando eso se quedan completamente mudas cuando se trata de condenar exactamente lo mismo en China, Cuba, Irán o Arabia Saudí) mientras a diario se asesinan miles de bebés en el mundo sin que casi nadie mueva un dedo? ¿No es una contradicción que los mismos que desde los medios aplauden iniciativas como el calendario de la Fundación Talita, defiendan con la misma naturalidad el aborto? ¿No es una contradicción que los telediarios dediquen minutos y minutos a los casos de recién nacidos abandonados por sus padres en algún cubo de basura mientras a los fetos se les descuartiza y sus restos acaban en el mismo sitio sin que ni siquiera se les dedique un segundo? ¿O no es una contradicción que cualquier caso de maltrato infantil conmueva todas las conciencias mientras impunemente miles de pequeños son exterminados?

¡Claro que está bien que luchemos contra el maltrato infantil o el abandono de bebés!, no faltaba más. Todo lo que se haga en ese sentido es poco. Pero las lágrimas vertidas por esta Sociedad con cada caso de esos ¿no parecen más que nada lágrimas de cocodrilo? Y la tristeza, se nos antoja más bien una tristeza hipócrita. Y los rostros apesadumbrados, el reflejo de una gran impostura.

¿Y qué decir de la maldad de una Sociedad que legaliza y fomenta la Eugenesia mientras por otra parte nos presenta las acciones del nacional-SOCIALISMO en Alemania como la mayor abominación de la Historia? ¿Qué legitimidad tienen las (presuntas) democracias occidentales condenando a Hitler y a los suyos mientras en sus naciones de ejecuta a los niños con algún tipo de problema? ¿Qué diferencia existe entre unos y otros? Y, por cierto, ¿por qué tanta machaconería con el nacional-SOCIALISMO cuando el primer país que legalizó el crimen abortero fue la URSS el 18 de noviembre de 1920? ¿Y, por qué no se dice ni una palabra sobre la política eugenésica en la China COMUNISTA implementada en 1995 con la “Ley de Salud materna e infantil”? ¿O de las esterilizaciones masivas que el gobierno (presuntamente) democrático de Canadá emprendió contra la población india en el siglo XX? ¿Igualito que Suecia, otro presunto gobierno democrático, contra sus minorías raciales?

Una vez que la caja de Pandora está abierta, ¿dónde están los límites? Hoy son las personas con Síndrome de Down las asesinadas, ¿y mañana? ¿Asesinaremos a los que vayan a ser bajitos o gordos o morenos? ¿Por qué no inventar un test para medir el coeficiente intelectual en el vientre materno y cargarse a todos los que estén por debajo de 120? ¿O a los miopes? ¿O a los que presenten una alergia?

Lo que subyace bajo esas medidas de asesinar a todos los que no respondan a un modelo determinado de persona es diabólico. Es puro Determinismo Biológico.

Como muy bien apunta el biólogo Daniel Soutullo, “el determinismo biológico consiste en la idea de que las facultades, comportamientos y relaciones sociales humanas están causados, de forma prácticamente determinante, por las características biológicas de los individuos, especialmente por su dotación genética.

El determinismo biológico se apoya en una idea falsa, basada en una comprensión errónea del funcionamiento de los genes. Si bien algunos caracteres simples, como los grupos sanguíneos, están determinados directamente por los genes y no dependen en absoluto del ambiente, la mayoría de los caracteres de un organismo son fruto de la interacción entre los genes y el ambiente en el que se desarrolla ese organismo. Aunque esta interacción se produce en la mayoría de los caracteres físicos, es especialmente importante en los más complejos, como pueden ser los mentales o de conducta.”

La conclusión es demoledora para los defensores del asesinato prenatal: por mucho que se empeñen, nuestro futuro no está escrito cuando nacemos. Seremos lo que queramos ser y lo que nos ayuden a ser y…lo que nos dejen ser.

¿Qué hubiera pasado en cada uno de los casos siguientes si la decisión hubiera dependido de los deterministas:

1) Una mujer embarazada que ya ha perdido a su primera hija al nacer, que está ella misma enferma y a la que su médico le aconseja abortar…

2) Una mujer embarazada por segunda vez, enferma de tuberculosis, cuyo primer hijo murió al poco de nacer y con un marido sifilítico y alcohólico…

3) Una mujer embarazada a la que los médicos recomiendan abortar porque el niño puede tener problemas de salud y discapacidad…

4) Una mujer embarazada por novena vez, que ya ha dado a luz a ocho hijos y con 47 años. Los médicos califican de riesgo el embarazo y le dicen que tanto su hija como ella pueden tener complicaciones físicas, por lo que lo mejor es abortar…

5) En su cuarto mes de embarazo, un médico italiano aconseja a la Sra. Marisa Ferrante abortar, pues iba a dar a luz una niña con malformaciones…

Ellos hubieran, evidentemente, enviado a las mujeres al abortorio para matar a unos niños que iban a nacer con lo que ellos llaman “problemas” y que, por lo tanto, siempre según ellos, nunca serían felices.

Sin embargo, unas madres valientes decidieron llevar sus embarazos hasta el final y, gracias a ellas, el Mundo ha podido conocer a

1) Uno de los Papas más grandes de la Historia: San Juan Pablo II

2) El genial compositor de, entre otras, la Sinfonía n.º 9 en re menor, op. 125, Ludwig Van Beethoven

3) El tenor, músico, escritor y productor con más de 70 millones de discos vendidos en el mundo, Andrea Bocelli

4) Una de las voces más prodigiosas que ha dado en su Historia la música británica, Susan Boyle

5) Una de las mujeres italianas más bellas y elegantes, Anna Valle, miss Italia en 1995.

¿Y qué hubiera pasado si las mamás de Noelia Garella, Pablo Pineda, Ángela Bachiller o Megan McCormick hubieran claudicado ante la presión de la Sociedad y hubieran abortado a sus hijos con Síndrome de Down?

Pues que nunca hubiéramos conocido a la primera maestra con Síndrome de Down de Argentina ni al primer europeo con Síndrome de Down en obtener un título universitario además de escritor, conferenciante y actor ni a la primera concejala Down en un ayuntamiento español ni a la primera Down estadounidense en graduarse con honores en una Universidad técnica en los EE.UU.

Sí, es verdad que no todos las personas Down serán maestros o licenciados o concejales pero ¿acaso todos los no-Down lo son?

Sí, es verdad que el desarrollo cognitivo de las personas Down es diferente al del resto de personas pero también es verdad que con los estímulos suficientes pueden llegar mucho más lejos de lo que era hace no tanto tiempo. Igual que los no-Down.

Sí, es verdad que las personas Down presentan más problemas de salud que la media pero también es verdad que la Medicina avanza continuamente y que hoy su esperanza de vida ha mejorado mucho. Igual que la de los no-Down.

A esos que se les llena la boca con palabras como progresismo o solidaridad, yo les digo que asesinar niños no nacidos no es progresista y justificarlo porque no responden a su patrón de ser humano es una abominación y que la solidaridad de verdad es la que se practica con los que de verdad la necesitan y no con los parásitos empeñados en vivir a costa de los demás.

Y recordarles aquella intervención inolvidable de Santa Madre Teresa de Calcuta el 3 de febrero de 1994 delante del presidente norteamericano y su mujer, Bill y Hillary Clinton, el vicepresidente Al Gore y todos los dirigentes políticos, empresarios de éxito y representantes elegidos de la sociedad civil, cuando con su pequeña estatura pero su gigantesca autoridad moral les dijo:

“La amenaza más grande que sufre la paz hoy en día es el aborto. Porque el aborto es hacer la guerra al niño, al niño inocente que muere a manos de su propia madre. Si aceptamos que una madre pueda matar a su propio hijo, ¿cómo podremos decir a otros que no se maten? ¿Cómo persuadir a una mujer de que no se practique un aborto? Como siempre, hay que hacerlo con amor y recordar que amar significa dar hasta que duela”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza

La libertad, una ilusión necesaria

La posibilidad del libre albedrío supone la posibilidad de escogerse a sí mismo

Zapatero, un polichinela de la política peligroso

En cuanto a conseguir sacar a nuestra nación de la sima, nada se puede decir en contra del PP
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris