Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Prevaricar

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 6 de mayo de 2010, 03:23 h (CET)
La derecha, el Partido Popular, parece que le ha cogido el gustito a eso de denunciar a la gente por prevaricación a la vista del resultado que le está dando a sus parientes de la “ultra” y ya la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha amenazado con su intención de llevar a los juzgados a la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, acusándola de prevaricación por haber paralizado los derribos del valenciano y entrañable barrio del Cabanyal.

No quiero enseñarle el camino a nadie, pero la derecha puede que haya encontrado un filón con esto de la prevaricación ya que puede acusar a muchos de sus adversarios políticos de haber prevaricado, sobre todo a los hombres, dado que estos deberían, cuando hacen “pis”, hacerlo dentro de la taza del inodoro y rara es la vez que lo conseguimos, eso es prevaricar pues nuestra obligación es hacer, me consta que es complicado, esa necesidad fisiológica donde corresponde y no ensuciar el piso del baño.

En cualquier caso una cosa si queda bien clara y es que en el PP han renunciado a hacer política en los foros apropiados y han cambiado las instituciones públicas, Congreso, Senado, parlamentos autonómicos, diputaciones y ayuntamientos por los juzgados. Los tiempos cambian y ahora ya no pueden mandar a domicilio, como hacía antes la derecha, a la pareja de la guardia civil o a la policía gubernativa para llevar a sus adversarios políticos a la casa cuartel o a la comisaría para de este modo “bajarles” los ímpetus, ahora los llevan a los juzgados y la verdad es que como está hoy el panorama judicial, esto acojona bastante.

Yo creo y no quiero que en el PP me lo agradezcan, que les he dado una buena pista para combatir al contrario. Hacerse “pis” fuera puede resultar problemático y peligroso. Esto puede ir más allá y puede ser peor que la bronca de la señora de la casa.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris