Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Silvester Stallone y la gimnasia

Eva Catalán (Barcelona)
Redacción
miércoles, 5 de mayo de 2010, 22:30 h (CET)
Silvester Stallone, protagonista de numerosas películas violentas, habla de su conversión a raíz del nacimiento de su hija sometida a una situación de extrema gravedad: “Cuando mi hija nació enferma me di cuenta de que necesitaba ayuda, comencé a poner todo en las manos de Dios, en su omnipotencia y en su gran misericordia".

Stallone reconoce que sus triunfos profesionales son fruto de una juventud alucinada por las tentaciones de un Hollywood que promete una gloria efímera. Explica que su gran liberación la encontró en Jesucristo, al que podía escuchar y tratar en la Iglesia Católica: “Cuanto más voy a la Iglesia y más profundizo mi fe en Jesús y escucho su Palabra, a la vez que dejo que su mano me guíe, siento como me libero de mis presiones”. Para él es un ejercicio espiritual, “la gimnasia del alma”. Hoy, demasiados de los que luchan por mantener la salud con sacrificios impensables, olvidan que el cuerpo progresa imparable hacia su destrucción y que es mucho más rentable poner en forma el alma, inmortal, que pervive después del juicio a nuestras obras.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris