Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

Bajezas Humanas

Quique Espejo
Quique Espejo
lunes, 3 de mayo de 2010, 07:07 h (CET)
Documentales sobre animales hay muchos. Que pretendan concienciar sobre una situación de amenaza humana sobre el medio, hay bastantes. Que reúnan esas características y además muestren el proceso de formación del documental y lo hagan con gracia y acierto, hay ya menos. Pero que además de todo eso, conmuevan y entretengan por igual, sin caer en ningún momento en el más mínimo tedio, ya hay bastante pocos.

“The Cove”, nombre que toma de una cueva por la que se accede a una sangrienta playa, es el merecido ganador del óscar al mejor documental en el año 2009. Trata sobre la matanza de 23.000 delfines en una playa del pueblo japonés de Taiji, principal exportador de delfines para todos los parques acuáticos y delfinarios del mundo.

Su inteligente puesta en escena, a modo de thriller, confluye con explicaciones y testimonios que agrandan el conocimiento del tema del que trata. “The Cove” comienza con la historia de Ric O´Barry, un ex entrenador de delfines y su transformación en uno de los mayores activistas en contra de las matanzas de delfines a lo largo de todo el globo, especialmente en el mundo nipón.

Desde un principio el espectador conoce cual va a ser el final. No por tal conocimiento (más que intuición) resulta menos espeluznante de ver. Lo que transcurre entre esa presentación de O´Barry y ese terrible final, es hora y media del proceso de la consecución de dicho final. Y la intriga, la aventura, el humor y la ternura aparecen sin descanso ante nuestros ojos.

Recibirá críticas por partidista (el pueblo de Taiji en nombre de su alcalde así lo calificó y pidió respeto para las “culturas alimentarias milenarias”) y por no esconder un punto de vista, lo que no se entiende si consideramos que un documental, en contraposición a un reportaje, tiene la facultad de exigir que se tome una postura, como ya expresaba Jean Vigo hace unos setenta años.

Constituye una muestra más de que el mundo del documental adelantó por la derecha y sin avisar al cine de ficción hace unos años y que, personalmente, creo que aporta mayor cantidad de avances narrativos y de forma en los últimos tiempos.

Noticias relacionadas

Cine oriental en Sitges

El cine fantástico y el de terror permiten abordar los miedos desde su catarsis o desde la distancia de seguridad que los encuadra en clave de ficción

Cine de autor fantástico en Sitges

Los universos cinematográficos, igual que las personas que los crean, sufren la tensión de lo clásico vs. la vanguardia

Cincuenta años del Festival de Cine de Sitges

'La forma del agua' es una película llena de esperanza

Jean Pierre Lèaud: "Hacer cine implica para mí hacer cine de autor"

La película se desarrolla en el sur de Francia

It: Mete en una cocktelera y tendrás "eso"

Crítica de la película It
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris