Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El narcotráfico en América Latina

Sandra Avena (México)
Redacción
lunes, 3 de mayo de 2010, 06:07 h (CET)
El narcotráfico, en años recientes ha pasado de ser un problema social a una seria amenaza a la seguridad nacional, pero no sólo en el campo delictivo, ya que este problema ahora afecta a todos los sectores políticos, económicos, sociales y culturales de los países.

El narcotráfico ha contribuido en gran manera al incremento de la criminalidad en América Latina, y no sólo eso, sino que se ha convertido por sí mismo en un gobierno malvado y poderoso. Representa en la actualidad un poderío financiero, político y militar mayor que el de algunas naciones de las Américas.

Para poder lograr su principal objetivo, que es el de alcanzar las mayores ganancias posibles, el narcotráfico necesita acabar con cualquier marco legal, social y moral de los países donde opera y se reproduce; utilizando diferentes métodos de disuasión como la extorsión y corrupción hasta la violencia.

El negocio del narcotráfico ha alcanzado una dimensión tal que mueve miles de millones de dólares cada año, involucra a gran cantidad de estados, está infiltrado en las altas esferas de poder tanto en naciones ricas como pobres, tiene una gran presencia en el mercado internacional y envenena una gran cantidad de seres humanos. Pone en tela de juicio los valores de las sociedades y es capaz de conducir a las personas a la autodestrucción.

Este problema no causó ninguna preocupación a los gobiernos sino hasta después de la segunda guerra mundial, y desde entonces comenzó una lucha que no ha hecho más que fracasar. Los narcotraficantes han conseguido tener una presencia muy arraigada y un poder muy marcado en el ámbito político, económico, y social de un gran número de naciones, tales como México y Colombia donde cada día aumenta la violencia social debido al contrabando.

Este fenómeno ha cobrado gran cantidad de víctimas entre la violencia y la adicción, así que el reto se ha convertido en erradicarlo y terminar con su poderío. Muchos cambios deben darse para que lo anterior se logre, pero los primeros pasos deben ser el de disminuir la cultura de consumo en las naciones, y el tratar con mano firme a quien se vea involucrado en actividades de esa índole, apoyando el aspecto militar de esta guerra.

Noticias relacionadas

Una guerra que nos ocultaron por ochenta y seis años

Hace ocho décadas estallaba una de las primeras guerras encendidas por la chispa del petróleo, que en las siguientes décadas encendería llamas de avaricia imperialista sin precedentes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLII)

Lo que siguió a esto fue una querella criminal contra estos sacerdotes del Opus Dei

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris