Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La independencia de Cataluña

Rafael del Barco Carreras
Redacción
lunes, 3 de mayo de 2010, 05:32 h (CET)
26-04-2010. Para colofón televisivo de la semanita, la Independencia. Los resultados, el 20% de participación con mayoría absolutísima, unanimidad absoluta, parece inamovible. Pudiera moverse para arriba si la CRISIS sigue fastidiando la convivencia. Una crisis, FRAUDE INMOBILIARIO, desfalco a las CAIXAS, que en puridad no han provocado los INDEPENDENTISTAS, aunque si los NACIONALISTAS, matiz difícil. Todos los de la SEBA PURA que he conocido eran dentro de lo que corre DECENTES. Tan decentes que ni a los más fanáticos se les ocurrió el sistema ETA a lo bestia.

Conocí a varios de “Terra Lliure” en la cárcel de Brians, y en concreto a un tal GODÓ, que supuestamente fabricó e hizo estallar varios petardos caseros, sin víctimas, en las oficinas de LA CAIXA. Yo le decía que máximo había hecho feliz al vidriero. ¡Que tostones sobre su CATALUÑA aguanté en la biblioteca, yo de encargado! Era mi mejor cliente. Leía un libro al día, a veces dos. Jamás le llevé la contraria ni a él ni a nadie de los que en la vida me ha soltado su monotema.

Que vea la independencia como muy problemática, y contraria incluso a la mayoría de los catalanes que tenemos a nuestros abuelos enterrados por toda España, y nuestros apellidos castellanos, no quita ni pone para respetar cualquier opción. Lo que me ha cabreado, pocas veces, es la gracia del “baixell” o “de la nau”, y mucho más la exclusión de un “Del Barco” en unas oposiciones. Y ahí entraríamos en el cotarro nacionalista, siempre excluyente con el “diferente”, aunque en este caso el “diferente” o “charnego” sea la mayoría de la población. Pero incluso ese charneguismo ha alimentado el nacionalismo. Cataluña se industrializó en el siglo diecinueve y las varias oleadas de “charnegos” se catalanizaron, y yo y millones consideramos el catalán nuestra lengua materna, aunque nuestra madre fuera de Aragón.

En fin… uno más de los sentimientos de imposible erradicación, y otra de las terribles paranoias franquistas, aunque a la inversa algún catalanista acuda a las mismas premisas para imponerse.

Y a considerar que mi querida ciudad compartió el castellano desde mucho antes que la visitara el Quijote, alabando su cortesía. De cuando el Reino de Aragón y el Principado de Cataluña compartían un rey absoluto, su corte y aristocracia, con derecho de pernada. Nula libertad y mucha tiranía.

Y de nuevo me levanto del ordenador y me voy al Palacio de Justicia, Juicio Caso Hacienda… todo un poema de cómo se las gastan los altos funcionarios, no los juzgados, ¡que también!, sino los que se han librado. Y hay de todo, nacionalistas, del PP y del PSOE.

Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris