Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El juicio de nunca acabar

Rafael del Barco Carreras
Redacción
lunes, 3 de mayo de 2010, 05:10 h (CET)
LIII. JUICIO A LA CORRUPCIÓN EN LA DELEGACIÓN DE HACIENDA DE BARCELONA.

Sesión del 26-04-10. La frase del título no es mía pero me gusta. Si considerando que estamos a los DIEZ años de publicado en EL PAIS (y toda la Prensa) el artículo de fecha 13-03-2000 con el descubrimiento del caso, o el de EL MUNDO de fecha 15-09-2009 anunciando el inicio del juicio, convendremos que las décadas y los meses son pura entelequia para nuestra JUSTICIA… y si en el juicio discurren supuestos delitos de 1988, peor. Ver artículos en imágenes de www.lagrancorrupcion.blogspot.com

Ayer de nuevo las mismas cifras ya oídas y repetidas sobre el acusado inspector de Hacienda Manuel Abella Zarraluqui. Los peritos de Hacienda se ratificaban en sus informes, básicamente que el inspector desde 1991 al 2000 frente a unos ingresos declarados de 1.000.000 de pesetas tenía gastos fijos mensuales por 2.000.000 ¡mucho dinero para un funcionario!, además de un gran movimiento de efectivo y cajeros, 83 millones, sin justificación según los peritos.

Lo nuevo en el juicio lo aportó el abogado defensor haciendo hincapié en que no se demostraba que nadie de los inspeccionados le entregara a su cliente dinero en efectivo, que Abella atribuía a una herencia paterna, y que el propio movimiento bancario demostraba que su cliente operaba abiertamente. Pero más rocambolesco cuando para justificar el piso de Núñez y Navarro en que vivía alegó que la compra era tan legal, que acabado su heredado efectivo, la CAIXA DE CATALUÑA, que le había concedido una hipoteca a pesar de sobrepasar la cuota mensual el 60% de su sueldo declarado, la ejecutó por 50.000.000 y perdió su vivienda.

Defensa, yo diría, que confusa, pero ni más ni menos que la de Hacienda sin probar la exacta procedencia de ese sospechoso efectivo. No se puede condenar por “íntimas convicciones”, ni arbitrariamente, los delitos se han de probar, y sin duda. Si cómo asegurán los peritos de Hacienda Abella movió tanto efectivo DUTANTE DIEZ AÑOS ingresando de una cuenta bancaria a otra… ¿Porqué no se le investigó?. La respuesta es tan obvia como sus actuales afirmaciones, CORRUPCIÓN GENERALIZADA, conocida, tolerada o hasta compartida desde el Ministro Salchaga hasta el último mono.

Que la mayoría de acusados, si no se hallan en la indigencia, se hallan muy lejos de sus días de “vino y rosas”, es seguro. El fortunón en negro que parece disfrutar Javier de la Rosa desde que hace DIECIOCHO AÑOS perdió sus últimos ingresos conocidos, Port Aventura-Gran Tibidabo, no parecen disfrutarlos la mayoría de los acusados. Ya no viven donde vivían, ni segundas o terceras residencias, ni menos vacaciones de la familia en yate, como este verano pasado los De la Rosa por Formentera.

Al enorme fallo de nuestra Justicia de la eternización de los casos cabe añadirle el de su total inutilidad en cuanto a investigar y embargar las fuentes de dinero en efectivo y negro que hacen que Javier mantenga a su familia en tan elevado nivel, y continúe visitando las mejores coctelerías de la Ciudad. Si su padre desapareció durante VEINTE AÑOS, paseándose por Barcelona, Cadaqués y el casino de Le Boulou al sur de Francia, el hijo y demás familia pasea ante la Ciudadanía su FORTUNÓN EN NEGRO.

Como en otras ocasiones la Tele y Prensa hacían guardia… se iniciaba el juicio por las supuestas palizas de los mossos, la policía, a los detenidos… palizas a chorizos de tres al cuarto y guante de seda a De la Rosa y asimilados ¡Nada cambia en este País! Pensé.

Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris