Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

La sociedad civil y su Majestad

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 3 de mayo de 2010, 04:11 h (CET)
Está España en una situación lamentable. Mientras el gobierno asegura que no se llegará a los cinco millones de parados –lo mismo afirmó con la barrera de los cuatro-, analistas económicos serios y solventes aseguran que tal récord será superado a finales de año. Y es que fuera de Matrix no crecen brotes verdes, sólo recesión. Una “ele” como una casa. ¿Incompetencia o premeditación? Los sindicatos verticales han terminado por liquidar su ínfimo prestigio y sus dirigentes desfilan como zombies el 1 de mayo, cual si del día del parásito se tratase, por las calles de la capital.

Rodríguez Zapatero, personaje del cual cada vez más personas conocedoras del personaje me aseguran que es capaz de llevar a España a la miseria y enfrentamiento con tal de permanecer en el machito, ha perdido toda credibilidad entre los suyos, quienes en privado lo ponen del color de los brotes. Aído, la ahijada de Chaves, anda de campaña contra Blancanieves y Cenicienta y amenazando con crear comisariados políticos en las empresas privadas. Trinidad Jiménez, asegurada la ruina parcial de la hostelería mediante la ley anti-tabaco, está a punto de comenzar su campaña… contra la sal. La Ley de Libertad Religiosa de la aún vicepresidenta amenaza con convertirse en una ley profundamente antioccidental y rabiosamente anticlerical. La Sinde tiene hasta el gorro a los internautas, que ven cómo la libertad de expresión pasará a la historia. Corbacho y Maravillas Rojo no dan una. Bono sigue sin explicar de dónde saca “pa” tanto como destaca. Montilla, menos mal, será desalojado de la poltrona en cuanto convoque comicios. Al PP la corrupción lo tiene noqueado mientras Mariano Rajoy sigue empeñado en la arriólica y en mi opinión equivocada teoría del perfil bajo que busca no reactivar al Frente Popular del asalto a las sedes del año 2004. UPyD continúa en proceso de descomposición y, según las últimas noticias que me susurran al oído, Fidalgo habría tomado la decisión de no dar el salto a la política de la mano de una Rosa Díez que no comparte candidato con bambas para las catalanas con Martínez Gorriarán.

Los etarras, bien por tener a una mamá anciana y de momento no dependiente, bien por fallos supuestos de la justicia o porque con la protección el Sinn Feinn deciden no hacerse taxistas, andan sueltos por las calles. La cosa apesta a negociación, trapicheo o traición.

Los padres de los menores asesinados en España se juntan para denunciar la inexistencia de Justicia y la decisión del socialismo de no elaborar leyes justas que castiguen horrendos crímenes que, según nuestra Ley del Menor, no merecen apenas reproche social. Sandra Palo, Mari Luz Cortés, Cristina Martín o Salvador Cortés son los nombres cuatro pequeños que, por decisión de la progresía, no descansan en paz. Atrás quedaron las fotos de ZP con Juan Carlos Cortés. Ahora lo que se lleva es el linchamiento a cargo de insignes periodistas de los padres de las víctimas. Son los mismos de los insultos a las víctimas del terrorismo que no consienten que se haga negocio con la sangre de los suyos.

La escuela pública (y la privada) es ya una especie de centros de reeducación en donde la clase dominante se niega a enseñar a pensar a los chicos, a quienes dictan qué deben de pensar. Los medios de comunicación, dependientes de los favores políticos en forma de suscripciones públicas y publicidad institucional, se limitan a transmitir los mensajes que el pensamiento único impone. La libertad política, hoy como ayer, brilla por su ausencia.

¿Y dónde está la sociedad civil para poner en su sitio a esta casta dirigente? Sencillamente, es apenas existente. 30 años después de la sacralizada Transición la sociedad civil sigue sin estructurarse, sin ser capaz de superar el sectarismo partidista cada vez más agudizado en este Estado de Partidos, sin luchar por su libertad . Enhorabuena, Majestad.

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris