Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A mi manera   -   Sección:  

Adiós a la Champions

Sara Massa
Sara Massa
@Sara_Massa
jueves, 29 de abril de 2010, 06:10 h (CET)
El Barcelona- Inter de Milán termina y yo me siento a escribir. El panorama es poco alentador, vecinos gritando el gol anulado de Bojan y caras de decepción absoluta en los pasillos de mi casa. El Inter está en la final guste o no guste. Le espera el Bayer de Munich, pero sobre todo le espera el Bernabeu. Una final soñada para los azulgranas y a la vez un sueño frustrado. La Champions ya no parará más por Barcelona, al menos de momento.

El resultado a remontar era un 3-1, Guardiola y los suyos sabían que con dos goles la final estaba en el bolsillo. Después de los días previos, en los que Mourinho se dedicó a provocar al Barça y a su entorno, un ambiente espectacular esperaba al equipo italiano en la ciudad condal. Con un Camp Nou a reventar desde las 8 de la tarde, el Inter salió a lo suyo.

Y lo suyo fue cerrarse atrás y convertir a su equipo en un muro impenetrable. Lo mejor de todo es que lo consiguieron. Presionaron de forma incansable y anularon a Leo Messi, a Xavi y por lo tanto a todo un Barcelona en el que el único que tuvo descanso fue Víctor Valdés que más que un partido de fútbol parecía que estaba de vacaciones en el Caribe. No se le vio en todo el partido porque todo lo que hizo el Inter se resume en un disparo lejano al principio de la segunda parte. Punto y final.

El Barça lo intentó por el medio, por las bandas, a balón parado, pero la cosa no cuajaba. Guardiola movió ficha y llegó a tener arriba a Bojan, Jeffren, Pedro y Messi, dinamita pura que solo la férrea defensa milanista pudo frenar. Los de Pep estuvieron lentos, atascados y no supieron jugarle a este Inter.

La oportunidad para el Barcelona llegó con el gol de Piqué, un auténtico golazo del central que se convirtió en delantero por unos instantes. Si los de Mourinho estaban cerrados, fue encajar el gol y retroceder todavía más. Aquello era tarea imposible, hasta que Bojan se inventó un gol que hizo saltar a toda la afición. El problema vino que la jugada venía precedida de una mano más que dudosa de Touré Yaya.

Esta claro que no puedes basar toda una eliminatoria en una jugada puntual, y sería el viaje en autobús, las provocaciones de Mourinho o el juego que plantearon los italianos, pero lo cierto es que el Barcelona no supo pasar a la siguiente fase. El Barça estuvo espeso y ha demostrado que es humano.

El año pasado a estas alturas los culés estaban rebosando alegría, pero no siempre se va a ganar. Lección táctica de Mourinho a Guardiola y hasta el año que viene Barça. El Barcelona dice adiós a la Champions...y al Berrnabeu.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris