Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

En el límite del amor

Miguel Ladrón de Guevara
Redacción
jueves, 29 de abril de 2010, 06:00 h (CET)
En el límite del amor, una historia de amor que tiene como escenario el Londres de los años 40 y como telón de fondo la II Guerra Mundial. Vera Smiths (Keira Knightley) una cantante de cabaret de metro se reencuentra con un amor del pasado, Dylan Thomas ( Matthew Rhys) un poeta que ya está casado con Caitlin (Sienna Miller). Este triángulo amororoso se amplía con William Killick (Cillian Murphy) un soldado que se enamora de Vera. Cuando al soldado le mandan a una peligrosa misión, Vera Smiths se va a vivir con sus amigos en Gales, lo que hace que se tambaleen algunos valores como la confianza o la amistad.

El valor de la amistad se ve fuertemente representado por las dos féminas, que siendo al principio rivales, acabarán siendo amigas e incluso amantes ya que con una sutilidad pasmosa, el director, John Maybury, da pequeñas pinceladas de toques lésbicos en el entramado amoroso del film.

Y es que, la historia de amor que podemos disfrutar va más allá de los típicos clichés establecidos en la sociedad, y deja volar sentimientos e impulsos haciendo caso omiso de la razón, haciendo palpable que a veces, la necesidad de amar se ve ensombrecida por la necesidad de ser amado.

En cuanto a la interpretación de los actores, destaca asombrosamente Keira Knightley acostumbrada a los papeles de época, ya lo demostró con su nominación en “Orgullo y Prejuicio” y en “Expiación” haciendo gala que con este tipo de papeles ella se mueve como pez en el agua. Los demás actores evolucionan en sus papeles de manera convincente, desarrollando la personalidad de cada uno de ellos al mismo tiempo que se van quitando una máscara en la que esconden su verdadera y atormentada forma de ser.

La banda sonora que ornamenta el film, logra intensificar la historia, Angelo Badalamenti sabe escoger con atino las teclas del piano que acompañan la historia.

Con una estética algo llamativa, los colores en algunos momentos evocan el art pop warholiano. En definitiva una película apta para todos, especialmente para los más románticos y apasionados.

Noticias relacionadas

Miguel Ángel Silvestre, Inma Cuesta y Quim Gutiérrez, protagonistas de El Día Más Corto [ED+C]

La muestra rendirá tributo a Daniel Sánchez Arévalo

'Figuras ocultas', de Margot Lee Shetterly

Una obra homenaje y de reivindicación del importante papel de muchas científicas que colaboraron en la carrera espacial de EE.UU., superando los prejuicios sexistas y raciales de la época

El Festival de Cine Europeo de Sevilla llega a la sala Berlanga

Hasta el 20 de noviembre

Disney anuncia una nueva trilogía de Star Wars

De la mano de Rian Johnson

Organizadores de la Fiesta del Cine achacan los resultados al buen tiempo, a la Champions y a Cataluña

La fiesta seguirá celebrando ediciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris