Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Conservadores

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 27 de abril de 2010, 04:45 h (CET)
En Mayo Reino Unido y también Colombia eligen a sus respectivos gobiernos. Los procesos de ambos países son diferentes, pero ambos tienen en común tener a los partidos más grandes del mundo que tienen el membrete de ‘conservadores’.

En Gran Bretaña desde el 2008 el líder conservador David Cameron encabeza las encuestas. Sin embargo, lo que ha agriado sus planes de fácil victoria ha sido la irrupción repentina del liberal Nick Clegg, quien ha logrado quedar entre primero y segundo en las encuestas y ha roto el tradicional bi-partidismo rojo-azul. Debido al complicado sistema de representación uninominal y no proporcional del parlamento, es probable que Cameron, aunque gane en votos, no llegue al poder, y que los laboristas, aunque queden terceros en las urnas, sean los que encabecen un nuevo gobierno.

Noemí Sanín, la ex embajadora colombiana en Londres, ganó por un pelo la nominación de los conservadores, el partido que quedó segundo en las elecciones legislativas del 14 de marzo. Inicialmente todo indicaba que la segunda vuelta presidencial sería entre ella y el uribista Santos, por lo que su estrategia consistía en buscar ganar la ronda final apareciendo ante los anti-uribistas como el ‘mal menor’.

Sin embargo, los conservadores colombianos quedaron mal parados tras su ardua pugna interna y luego vienen sufriendo, igual que sus pares ingleses, de la irrupción de un outsider. Antana Mockus, el ex alcalde ‘verde’ bogotano, ya multiplica las intenciones de voto de la Sanín y disputa palmo a palmo la punta con el candidato de Uribe.

Aún falta mucho pan por rebanar pero si los sondeos de hoy se confirman ello implicaría que los conservadores perderían la posibilidad de liderar nuevos gobiernos en esos dos países y todo ello debido a dos partidos cuyas nominaciones no encajan con muchas concepciones.

En la tierra de los lores esto se daría debido a la repentina irrupción del liberalismo (que, paradójicamente, en esa nación es una fuerza que no se encuentra a la derecha, sino a la izquierda de los ‘rojos’). En cambio, en la tierra de las guayabas esto es un producto del despegue de un llamado partido verde, quien, a diferencia de sus pares en Europa, no se encuentra en la izquierda del espectro electoral, sino como una variante de la centro derecha.

Noticias relacionadas

¡Partidos, idos! (parte 3)

La operatividad representativa ha de ser complementada con una directa participación ciudadana

Indultos. No pueden detener la Justicia, pero la puentearán

“Devuelva la mosca, amigo, y deje en paz su sangre que harto la han de necesitar las chinches de su cama. Devuelva la mosca” .Evaristo Carriego

Reforma eclesiá

Corregir los fracasos eclesiales sin contar con la autoridad de la Biblia conduce al fracaso

Elecciones en Andalucía

Un parlamento hasta ahora incompleto

La acción conjunta

Se nos olvida que la cultura permanece, que es nuestra continuación en el tiempo, y que perpetúa la vida de cada cual en su universalizada entidad diversa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris