Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Un espermatozoide vivo es un ser vivo

José Luis Palomera
Redacción
lunes, 26 de abril de 2010, 06:35 h (CET)
Los espermatozoides mueren independientemente del ser que los genera cuando las condiciones ambientales no les son propicias. Una vez el espermatozoide es obligado a transitar hacia el óvulo, éste se convierte en su principal y único objetivo como consecuencia del innato instinto de supervivencia de todo ser vivo.

Nadie sabe a ciencia cierta si el que consigue fusionarse es el más fuerte, el más raudo, el mas intrépido o tal vez aquel que tiene mayor suerte, cosa esta última por la cual me inclino.

Por otro lado, engendrar no es perentorio para vivir en todo caso es preciso para la continuidad de la raza. Aquellos seres humanos que engendran adquieren el ineludible compromiso de proteger a sus vástagos y educarles de tal manera que sumen sociedad y no dividan.

Mezclar voluntariamente los corpúsculos genéticos humanos conociendo sus consecuencias no otorga otro derecho que la máxima responsabilidad de preservar íntegramente la inocente vida, fruto de gratas contexturas carnales.

El Aborto en todo caso ha de ser la excepción del derecho a la vida, jamás la regla.
Legalizar otro derecho que no sea el ya descrito, supone sojuzgar los axiomáticos estamentos celestes, puesto que el ser engendrado humano ni impone ni dispone de su vida. Mediante la actual ley del aborto española, las neófitas vidas dependen exclusivamente de sus progenitores, los cuales disfrutan de inventadas legalidades del ser humano para amparar o eliminar, dependiendo de sus intereses, el fruto de sus evitables supremos actos, cual es el fecundar.

Luego, ante todo el Universo y sin la más mínima duda: Digo, que aquellos que cercenen una vida favorecidos por legalidades obtenidas precisamente por estar vivos, lógicamente muertos no las tendrían, comenten el mayor dislate universal conocido.

El nimbo e infinito Universo carece de reminiscencia, sin embargo es intrínsicamente riguroso con el bien y el mal.

A los lectores. Copien y vean el vídeo si les apetece.

http://webalia.com/realidad/la-cruel-condena-de-los-cuatromesinos/gmx-niv84-con153517.htm

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris