Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Iguales

Lorenzo de Ara
Redacción
miércoles, 21 de abril de 2010, 13:36 h (CET)
Yosef Bar Kojva se parece tanto a Albert Einstein, que en su derecho a decir majaderías, asegura que es el hijo del celebérrimo científico. Y la verdad es que el parecido acojona. Son dos gotas de agua. Se parecen, de eso no cabe duda. Pero no se parecen por tener orejas, ojos y bigoteS iguales; no, en realidad se parecen porque el paquete es idéntico. El gran paquete, quiero decir; o sea, el que va desde la coronilla hasta la barbilla.

Los parecidos pueden enfermar a las personas. Muchos hombres, seguro, se parecen un poco o un mucho a los antiguos galanes del cine en blanco y negro. También a los rufianes de hoy en día. Los imagino paseando por la Gran Vía, seduciendo, acaparando miradas.

Creo que no hay una persona en este puñetero mundo que no se parezca a otra. Tenemos nuestro doble, aseguran. Un pigmeo se parece a un afroamericano del sur de los Estados Unidos. Un esquimal a un murciano. Un siberiano a un mexicano de Puebla. Y en general, nosotros nos parecemos a los colibríes. Y los arañas a los políticos. Las abejas a los payasos. Los tiburones blancos a los republicanos vociferantes. Los ornitorrincos a los falangistas. Los jueces a las luciérnagas. La Casa Real, entera, a los seres mitológicos. Messi se parece a un albatros.

Un buen amigo siempre me susurra que me parezco a A.T.G. También asegura que no ha nacido ese tal A.T.G. Y eso no me hace más libre que ustedes. Simplemente me convierte en un proyecto de hombre, en un proyecto de mujer, en un proyecto de votante, en un proyecto, espero, de ávido lector. Poco más. Pero en realidad yo me parezco a mi padre.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIV)

El Vaticano no debe ser una panda de chorizos al estilo de Alí Babá y los cuarenta ladrones

República del Paraguay y República de Corea: Celebrando 55 años de Amistad

“Paraguay siempre ha estado apoyando a la República de Corea en el escenario internacional"

No hay verso sin verdad, ni poética sin verbo

“Contra el poder de avasallar, el deseo de hacer justicia"

Venció quien debía

La regeneración del PP, misión de P. Casado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris