Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Bombonera   -   Sección:  

La importancia de Juan Carlos Garrido

Manuel Monfort
Manuel Monfort
miércoles, 21 de abril de 2010, 08:35 h (CET)
A falta de cinco jornadas para que termine el campeonato, el Villarreal ha conseguido lo que no había sido capaz de lograr hasta la fecha: meterse en puestos europeos. Hará no tantas semanas, a ocho puntos de Europa, el objetivo parecía inalcanzable pero una sucesión de buenos resultados han posibilitado que el sueño de estar la próxima temporada en Europa sea más palpable.

Para mi el verdadero artífice de la gran remontada del “submarino amarillo” está en el banquillo, es de la casa y está devolviendo la confianza que Roig y Llaneza depositaron en el. Juan Carlos Garrido ha sabido recuperar a un grupo que estaba muy lastrado tras el adiós de Valverde, dando además unas señas de identidad marcadas por el juego elaborado y ofensivo.

Tácticamente, el Villarreal siempre había jugado, mayoritariamente, con el clásico 4-4-2 con doble pivote, pero Garrido lo ha modificado a un 4-3-3 que se ajusta más al perfil de los jugadores con los que cuenta la plantilla. Sin jugadores específicos de banda, excepto Escudero, este sistema táctico, con tres mediocentros, se ajusta más a la maximización del fútbol elaborado de los Ibagaza, Cani, Pirès o Fuster. Otra de las claves está en los tres puntas de arriba, Llorente, Nilmar y Rossi, que jugando juntos aumentan la peligrosidad y las posibilidades de gol de cara al arco rival.

Así pues, recalco e insisto en la importancia que ha tenido Juan Carlos Garrido para regenerar la moral de un grupo que ha sufrido caídas, pero que luego ha sabido levantarse. Fácil no ha sido, ya que en el camino se han quedado derrotas y goleadas importantes, como el 6-2 del Bernabéu y el 4-1 ante el Wolfsburgo, pero el grupo ha sabido sacar el orgullo para salir adelante en los peores momentos.

Es por eso que Roig y Llaneza deben tomar nota que para la próxima temporada debe ser Garrido el que dirija la sala de mandos del Submarino, independientemente, de si logra o no la clasificación para disputar competiciones europeas. Logre o no el objetivo, el técnico de Puçol ha dejado unas impresiones muy positivas que se ajustan a lo que es la cultura y la filosofía de este club. Por estas razones creo que se ha ganado la continuidad y es que muchas veces los clubes caen en la negativa tentación de buscar fuera lo que ya tienen en casa...

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris