Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Elogio de Hacienda

E. J. Dionne
E. J. Dionne
viernes, 16 de abril de 2010, 06:05 h (CET)
WASHINGTON - Es posible imaginar que si un ataque terrorista matara a un funcionario público estadounidense y amenazara la vida de 200 personas, habría sido una gran noticia durante semanas y un símbolo permanente de los riesgos asumidos por los que sirven a su país.

Sin embargo, cuando un estadounidense llamado Joseph Stack empotró un avión contra un edificio de oficinas en Austin, Texas, en febrero, matando a Vernon Hunter, un veterano de Vietnam de 68 años de edad, los informativos fueron notablemente silenciosos, y la noticia desapareció rápidamente.

Hunter trabajaba para la agencia tributaria, que ocupaba el edificio de Austin, y según la nota de suicidio de Stack, la agencia tributaria era su objetivo.

A la altura del día 15 de abril, la red y las páginas de opinión rebosaban de ataques a la agencia tributaria que tachan a sus empleados de chorizos matones, por usar una vieja frase, y a nuestro sistema tributario de forma de opresión comparable a las extorsiones de los peores zares rusos y los dictadores totalitarios modernos más diabólicos.

Deberíamos llamar a esta propaganda lo que es: una mentira radical que etiqueta el trabajo de los funcionarios federales comprometidos como Hunter.

¿Quiénes son los hombres y mujeres de la agencia tributaria? Son los que recaudan los impuestos que permiten al gobierno financiar nuestras tropas en peligro, ayudar a nuestros efectivos heridos, pagar las facturas de Medicare de la abuela, cubrir los gastos de proteger comida y medicinas, y hacer muchas otras cosas que la gran mayoría de nosotros queremos que haga nuestro gobierno.

Sí, si apoya a nuestras tropas, tiene que apoyar la labor de la agencia tributaria.

Los defensores de las labores básicas del gobierno han sido demasiado tímidos a la hora de plantar cara a las calumnias vertidas contra la agencia. Cuando los derechistas cuentan historias de miedo de Hacienda, los políticos progresistas pasan típicamente a la defensiva: bueno, sí, vamos a corregir esos abusos, pero... murmullos, murmullos y más murmullos.

Es hora de decir la verdad: que nuestro sistema fiscal permite un margen enorme para errores inocentes, que los recaudadores de impuestos a menudo ayudan a los contribuyentes en apuros a encontrar formas razonables de cumplir con sus obligaciones, y que nuestro sistema ofrece, como debe ser, muchas vías para que los contribuyentes puedan ejercer su derecho de contribución.

Y rara vez se señala que si impedimos a los funcionarios de la agencia tributaria intentar recaudar el dinero que deben aquellos que defraudan, solo aumentamos la carga sobre los contribuyentes honestos.

Un ataque contra la ley de reforma sanitaria es que el mandato que exige que los particulares contraten un seguro será implantado a través de la agencia tributaria. De hecho, las multas por no contratar un seguro son bajas. Por otra parte, Douglas Shulman, inspector jefe de Hacienda, decía al Congreso que la agencia no auditará a los contribuyentes para ver si han contratado seguro.

¿Pero realmente hay otra agencia que se ocupe de sus competencias con mayor eficacia y justicia que la agencia tributaria? Por supuesto cada burocracia tiene sus defectos, pero los estadounidenses tenemos uno de los sistemas de recaudación más justos y transparentes del mundo. Debemos estar orgullosos de ello.

En un discurso a principios de este mes en el Club Nacional de Prensa, Shulman contó la historia de Vernon Hunter. "Él era administrador de recaudación", explicaba Shulman, "la gente que sale en persona a cobrar deudas para el gobierno. Y aunque son los mismos que podrían ser parodiados como prototipo del recaudador, en realidad tratan de ayudar a las personas a satisfacer sus deudas".

Shulman agregó esto: "El hijo de Vernon Hunter, Ken, dijo algo profundo, que captura el espíritu de cómo la gente de la agencia entiende su trabajo. En lugar de mostrar la ira hacia el hombre que mató a su padre, simplemente dijo: "Si hubiera hablado con mi padre, mi padre le habría ayudado".

Con razón denunciamos a aquellos que ofrecen justificaciones para los actos de terrorismo. Pero después de fallecer Hunter, esto es lo que dijo el Representante Steve King, Republicano de Iowa, del suicida en la Conferencia de Acción Política Conservadora: "Creo que si hubiéramos abolido la agencia tributaria cuando lo defendí por primera vez, su avión no habría tenido objetivo... Es triste que el incidente sucediera en Texas, pero por la misma razón, la agencia tributaria es una entidad innecesaria".

Vergüenza debería dar a King y a aquellos que hablan con demagogia de la labor de Hacienda. Vernon Hunter era un patriota que murió sirviendo a su país. Debemos estarle agradecidos a él y a los que continuarán su obra.

Noticias relacionadas

Cataluña del futuro

Mientras Cataluña vive la campaña del 21-D, el heredero de Fortuny, el ex-president Puigdemont sigue como un exiliado en Bélgica

Perpetuar nuestro cáncer

La autarquía, la corrupción, la des-justicia, los privilegios

El 9 de diciembre de 2017

El Dia Internacional contra la Corrupción y para la Conmemoración y Dignificación de las Víctimas de Crimen de Genocidio y para la prevención del mismo no estaban en la actualidad española de este domingo

Sin acatamiento de las leyes no hay Estado de derecho

“Seamos esclavos de la Ley para que podamos ser libres” Cicerón

Puigdemont y los encantadores

Puigdemont ya no contempla sublimadoramente un horizonte de independencia pero sigue aduciendo turbias estratagemas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris