Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:  

Una de cal, otra de arena

Ana Ramos
Ana Ramos
viernes, 16 de abril de 2010, 06:01 h (CET)
Capaz de lo mejor y de lo peor. Así es el Atlético de Madrid este año. Capaz de clasificarse para la final de la Copa del Rey o de pasar a semifinales de la Europa League eliminando, ni más ni menos, que al Valencia, pero, ¿qué le pasa en la Liga? O hace muy buenos partidos o todo lo contrario. El ejemplo más cercano, la inexplicable derrota en casa ante el Xerez, equipo que por cierto, se aferra a la permanencia por todos los medios.

Ante este panorama, muchos atléticos se preguntarán: ¿a qué juegan en el Atleti? Y es que parece que la Liga no les interesa, que sólo van a lo suyo, a intentar ganar alguna copa… Al menos es lo que parece, aunque no sea así. Resulta cuanto menos curioso que en las competiciones europeas desplieguen su mejor juego, y luego llegue al torneo liguero y la pifien. No es lógico, ¿no creen?

Y, en este sentido, ¿dónde está el problema? ¿cuál es la solución? La verdad es que es un tema complicado, ni los propios colchoneros lo saben. Posiblemente, todo radicará en la acumulación de partidos, el cansancio, las lesiones…todo repercute en el estado de forma del equipo y por eso, se puede llegar al colapso y así, llegan las sorpresas en los resultados.

Sin embargo, a mi parecer, cualquier club, y mucho más el Atlético de Madrid, debe saber salir de estos problemas a través de su fondo de futbolistas…aunque bien es cierto, que si se habla de rotaciones en el club madrileño, ya se sabe que poco se puede resolver. Por eso la solución a esto es más complicada aún. Ni el mayor experto en fútbol sabría descifrar este enigma. Ni Iker Jiménez ni sus misterios pondrían un punto de cordura a este asunto que no tiene ni pies ni cabeza. Lo único que se saca en claro, o al menos lo saco yo, es que no tiene la regularidad que se esperaba de un aspirante a más.

Por eso, yo creo que los atléticos se encomiendan al día a día. Y me explico. Cuando el Atleti juega, no se sabe qué día va a tener: si el bueno o el malo. Muchos dirán que se alían con la suerte, que sólo juegan a verlas venir, que funciona el trabajo de la semana… sea lo que sea, no entiendo a este Atlético. De todos modos, que no se confíen en Liga, que por muy bien que estén en el resto de competiciones, ojo con sus perseguidores en la tabla, que vienen pisando fuerte. Pero vamos, a lo mejor este fin de semana son capaces de reponerse del varapalo anterior y vencen sobradamente… o a lo mejor no. Es difícil acertar, ya saben.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris