Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Curas pederastas y trajes de marinero

Mario López
Mario López
jueves, 15 de abril de 2010, 08:52 h (CET)
Hay infinidad de usos que adaptamos religiosamente, a veces con una complacencia casi criminal, sin plantearnos siquiera su razón de ser. Para mí, una de las más chocantes es la de vestir al niño de marinero el día de su Primera Comunión. ¿Qué tiene que ver recibir el cuerpo de Cristo con enfundarse el uniforme de la Armada? ¿Qué se pretende simbolizar o representar con ello?

Es surrealista, pero a nadie se le ha ocurrido cuestionarlo. Es algo que está tan profundamente enraizado en el inconsciente colectivo como la devoción a la tortilla de patata. Lo de recibir el cuerpo de Cristo ya tiene su aquel, pero que encima lo tengas que hacer disfrazado de marinero... Es curioso. El miembro raso de la Iglesia Católica tiene infinidad de atributos. Es brote de olivo, es cordero de Dios y soldado de la Armada por un día, y además a una edad que no alcanza la de grumete. Pero, claro, entiendo que no vas a llevar a hacer la Primera Comunión a tu hijo disfrazado de brote de olivo o de cordero de Dios. Pero, con esto tampoco queda justificado el disfraz marinero. Ahora que los mandamases de la Iglesia se prodigan ofreciéndonos las más peregrinas explicaciones para el fenómeno pederasta tan extendido en sus congregaciones, ahora que la pretenden relacionar con la homosexualidad, en una labor verdaderamente delirante, me parece oportuno precisar que, si bien pederastia y homosexualidad no tienen absolutamente nada que ver (entre otras cosas porque sus víctimas pertenecen a los dos sexos), lo que sí es un elemento fetichista muy extendido en el mundo gay es el traje de marinero. Si el que va vestido de marinero además es un niño, podríamos hablar de fetichismo pedófilo, que aún no es un crimen, pues la pedofilia es la atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia los niños o adolescentes, sin que implique necesariamente abuso de ningún tipo. La pederastia sí es el abuso sexual cometido con niños. Y es de ese aberrante crimen de lo que se acusa a cientos de clérigos. Pues no estaría de más ver si los curas pederastas ocultan entre sus fetiches trajes de marinero. A lo mejor así encontramos la explicación de este curioso arcano.

Noticias relacionadas

¿Es Francisco rehén del establishment vaticano?

Geopolítica de su Pontificado

Cualquier motivo sirve para el griterío

Algo marcha mal en una sociedad cuando se ve normal el vandalismo en que suelen convertirse las manifestaciones

Idea del tiempo

Bergson es uno de los grandes filósofos al que se le concedió el Nobel en 1928

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XL)

No tengo demasiado claro que en esta tierra sea una buena decisión proponer como modelo de santidad a un perturbado mental

Sánchez: recaudar para dilapidar. Cataluña: más dinero para el independentismo

Pronto han quedado evidenciadas las intenciones de Sánchez para sangrar a los españoles a impuestos y para mantener el apoyo de los independentistas a su gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris