Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Una relación platónica

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 15 de abril de 2010, 08:50 h (CET)
La de conjeturas y comentarios, a cuál de ellos peor intencionado, que ocasionó y sigue ocasionando, una simple foto en la que se veía a Correa y al Bigotes, puestos de tiros largos en la boda de la hija de José María Aznar con Alejandro Agag. En su día hubieron comentarios en los que se venía a sacar en conclusión que estos dos implicados en el caso Gürtel no habían sido invitados a la boda sino que se habían colado de rondón, pero había una evidencia que echaba por los suelos esta situación y esta no es otra que Francisco Correa “Don Vito”, firmó como testigo de la boda y esto no podía hacerlo cualquiera que se hubiera colado en la boda si no alguien con lazos de amistad muy profundos.

Como consecuencia de esto de la firma se empezó a especular con que si existía algún tipo de relación de negocios entre Correa y Agag y que por ello este último estaba también implicado en la trama. Ha tenido que ser su suegra, Ana Botella, la que ha salido en defensa de Alejandro Agag y ha dejado bien claro que este no aparece en “ningún caso” el sumario del caso, ni como imputado. Evidentemente si no aparece en el caso mal puede estar imputado, aunque según informa El Plural, Agag está vinculado al sumario porque al parecer el yerno de Aznar pagaba el alquiler de una oficina vinculada a Correa y a su íntimo amigo Jacobo Gordon.

En cualquier caso la suegra ha intervenido en su favor y ha dejado bien claro, así lo deduzco, que la relación de negocios entre Correa y su yerno fue meramente platónica.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris