Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

¿Qué sentido tiene nuestro voto?

Mario López
Mario López
miércoles, 14 de abril de 2010, 06:04 h (CET)
Con frecuencia se me antoja el sentido del voto un arcano mayor. Mucha gente dice votar a aquel que le merece mayor confianza, valorando su capacidad administrativa, como si de eso supiéramos algo. Otros dicen votar por razones ideológicas, como si hoy hubiera alguna ideología que se pudiera abrir camino en una sociedad ferreamente encallada en la economía de mercado.

También los hay que dicen votar por razones sociales. "Si soy conde, gordo y fumo puros, ¿cómo no voy a ser de derechas?", decía Agustín de Foxá. "No se puede ser más tonto que un obrero de derechas", decimos muchos. Yo lo único que tengo claro es que, efectivamente, hay que votar al mejor, pero siempre partiendo de una mínima sintonía con el candidato en puntos clave como son el proyecto de convivencia o el sentido de la vida, partiendo de la base de que la vida sólo tiene el sentido que le queramos o podamos dar. Pero quedarnos con votar exclusivamente al mejor administrador no sirve de nada si primero no tenemos claro qué es lo que se quiere administrar. Además, dudo que haya un gobierno que, en este sentido, lo haga mucho mejor o mucho peor que cualquier otro. Sin duda, en lo tocante a la hacienda pública, estoy seguro de que ningún gobierno iba a hacerlo mejor ni peor que el que actualmente tenemos. Para empezar, porque los asuntos públicos de mayor coste e importancia ya están transferidos a las comunidades autónomas y, para acabar, porque no hay político que se salga del manual del usuario que rige actualmente en nuestra aldea global. Sin embargo, lo que realmente tiene importancia y debería ser motivo de nuestra principal preocupación, el modelo de convivencia, parece ser que no se abordará en este siglo. Lamentable dejadez la nuestra.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris