Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Sobre los herederos de Franco

Mario López
Mario López
miércoles, 14 de abril de 2010, 06:03 h (CET)
Los herederos de Franco no saben lo que es la infamia. No contentos con haber heredado el cortijo en el que su caudillo convirtió al país, tras una abominable guerra civil sobrevenida a un execrable golpe de Estado, después de haber obligado a una oposición devuelta a la legalidad tras casi cuarenta años de clandestinidad y oprobio a comulgar con ruedas de molino, representando día a día un patético y bochornoso espectáculo propio de insufribles niñatos berreantes en el Congreso de los Diputados, poniendo en solfa todas y cada una de las instituciones del Estado de Derecho, se quieren lavar la cara a costa de la dignidad de los represaliados del franquismo, a costa del erario público, a costa de la honorabilidad de las fuerzas de seguridad, insultado nuestra inteligencia.

Es absolutamente inadmisible que a estas alturas de siglo no se haya restituido la dignidad y el patrimonio de aquellos que lucharon por defender lo que ahora, al menos aparentemente, tanto nos enorgullece: la democracia. Parece ser que los herederos de Franco, que se postulan como los más legitimados demócratas, aún no se han enterado de que la democracia existe a su pesar, porque fueron sus padres los que la expulsaron de esta tierra a cañonazos. Los herederos del franquismo, que siempre han considerado que este país es su finca particular y la clase "baja" sus criados, han expoliado durante casi cuarenta años al pueblo español, sin permitirle si quiera la menor réplica, atizándole con el fusil, la fusta y el crucifijo, y ahora se delatan en la mayor trama corrupta de los últimos treinta años haciéndonos creer que el asunto es cosa de un macarra con bigote que se ha aprovechado de su inocente pudor. Es de todo punto inadmisible que se le juzgue a Baltasar Garzón por querer devolver la dignidad a su pueblo. Y lo es, en primerísimo lugar, porque ni Manos Limpias ni Falange Española de las JONS deberían ser legales en la actualidad. Es inadmisible que a estas alturas de siglo el franquista confeso Mayor Oreja nos quiera hacer creer que el Gobierno de nuestro país está conchabado con la ETA para ganar las próximas elecciones generales. Es absolutamente inadmisible que se permita decir a dirigentes del PP que el caso Gürtel es un montaje de una policía abyecta que inventa pruebas falsas. Desautorizan a Garzón argumentando que para que haya causa tiene que haber encausado, pues ya tenemos tres: Fraga Iribarne, Mayor Oreja y Álvarez Cascos. Los herederos de Franco deberían pasar ya mismo por los tribunales de la Historia. Los herederos de Franco nos tienen a los españoles como Rita Barberá al Cabanyal, y así no podemos seguir. De ninguna de las maneras.

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris