Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Escarabajos peloteros

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 14 de abril de 2010, 06:02 h (CET)
Está comprobado que a España y a los españoles les está prohibido acabar con esa imagen de que “España es diferente” pero no por el hecho de que los españoles seamos unos “bichos raros”, no, sino porque es muy difícil que aquellos que marcaron los más terribles episodios que conformaron esa imagen de la “España negra” acaben integrándose en esa España democrática que todos queremos donde impere la convivencia y la tolerancia desterrando para siempre el enfrentamiento y la intolerancia.

No sé si todos los españoles han calibrado en su exacta medida lo que en estos momentos está aconteciendo en España, y no me refiero a la crisis económica, que esa pasará, si no a los vergonzosos hechos que están creando confusión y gran preocupación a la sociedad española. Estamos asistiendo al lamentable espectáculo de que se quiere sentar en el banquillo a un juez porque al parecer ha cometido un grave delito: Investigar unos crímenes de lesa humanidad porque según dicen ha prevaricado por haber obviado una Ley de Amnistía a todos aquellos que cometieron delitos de sangre, asesinatos, acabada nuestra Guerra Civil, olvidándose de que hay una ley a nivel internacional de rango superior a esta Ley de Amnistía que dice que los crímenes contra la humanidad no prescriben y por tanto no pueden ser amnistiados, cuestión esta que ha sido y está siendo defendida y apoyada por numerosos y prestigiosos juristas y medios de comunicación de ámbito internacional. Investigar un crimen o varios no es motivo de delito. La desafortunada e improcedente Ley de Amnistía se promulgó sin haber investigado si hubo o no hubo delitos que amnistiar. Lo que los españoles conocemos y entendemos por amnistía es cuando el Gobierno indulta a un condenado después de haber sido investigado, juzgado y condenado. No se puede amnistiar tan a la ligera como se hizo en 1977. Aquello fue error y los errores siempre salen a la cara, la prueba la estamos teniendo en el juicio que se está montando a Garzón. A más de uno le debería caer la cara de vergüenza.

Por otro lado tenemos el esperpéntico espectáculo del caso Gürtel, el mayor y más escandaloso caso de corrupción desde que estamos en Democracia, en el que están imputadas más de 90 personas, algunas, muchas, militantes y cargos públicos y orgánicos del Partido Popular y otras que han tenido relaciones “comerciales” con el PP. Para tapar su mierda desde el PP se está lanzando el mensaje a los españoles de que la policía está creando pruebas falsas para incriminar y culpabilizar al PP del “mangoneo” que durante años han estado protagonizando esos sujetos a los que antes me he referido pululando alrededor de las administraciones públicas regentadas por el Partido Popular. Mayor desvergüenza, mayor cinismo y mayor indignidad no caben. A esto hay que añadir la total impunidad con que acusan a la policía y a los jueces. Impunidad que pone de manifiesto el bajo nivel de la Justicia en lo que a salvaguardar la honestidad de las fuerzas del orden. Una de las necesidades más perentorias que tiene España es la de transformar la Administración de Justicia modernizándola, no solo agilizándola dotándola de medios más modernos si no revisando el sistema en toda su amplitud incluido el factor humano. Habría que buscar y aplicar otras fórmulas para designar quienes deben estar al frente de la Administración de Justicia y de sus órganos más representativos y ejecutivos.

Desde el PP intentaron tapar una situación de, en mi opinión, robo y pillaje, a través del caso Gürtel. Primero lo intentaron con Manuel Chaves y comoquiera que la Justicia no ha visto motivo alguno de delito por parte del ex presidente andaluz ahora lo vuelven a intentar con la policía y con José Bono. Por cierto, son incapaces de pensar y mucho menos de creer, que alguien con su trabajo y con el de su familia, puede crearse un patrimonio como ha justificado José Bono, de forma voluntaria e inmediata ante la Fiscalía, no conciben que se pueda hacer honradamente. Solo conocen el chanchullo y la martingala para hacerse ricos. La verdad es que estos del PP superan a los escarabajos peloteros en lo que a amontonar la mierda se refiere.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris