Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Lógica aplicada

Ángel Ruiz Cediel
Ángel Ruiz Cediel
@angelruizcediel
viernes, 9 de abril de 2010, 08:27 h (CET)
Nada, nada, que habrá quien se tire de los pelos y se rasgue las vestiduras con todo esto que está pasando en España –lo del Gürtel, Garzón, Matas y todo eso-, pero no es sino un proceso de lógica aplicada que de ninguna manera se detiene en esos casos que ahora electrizan a la sociedad, sino sólo que coyunturalmente en estos momentos han pillado a algunos; pero hay más, muchos más, pero que muchísimos más que, no por no descubiertos todavía o porque no ocupen los titulares de la información política –no cabrían, simplemente-, no es que no existan, sino sólo que aún no les ha llegado el turno y han sido sorprendidos con las manos en la pasta ajena: lógica aplicada, en fin, porque de sobra es sabido que no crecen flores en los estercoleros.

Ahora el PP está poniendo, ni más ni menos, la misma cara de inocente trasnochado que ponía el PSOE cuando toda aquella cochambre que le lanzó furibundamente, primero, al ventilador, y, a continuación, a poner gestito lastimero mientras a la ciudadanía se le paraban los pulsos. Es cosa de la naturaleza que cada fruto responda al árbol en el que crece, y el de la política soberbia y tramposa que nos concierne sólo puede dar corrupción en la actual tesitura. Especialmente en las antinaturales autonomías, donde todos sabemos de sobra cómo se mueven las cosas, no hay más que recordar lo de las comisiones bajo cuerda de cuando lo de El Carmel en Cataluña, lo de los tránsfugas y las inauguraciones diarias de doña Esperanza en Madrid, lo de las denuncias europeas por abuso urbanístico en Valencia, lo de Marfiella y las ayudas trucadas de Andalucía, lo de los convenientemente fortuitos incendios de La Mancha, lo de los perpetuos escándalos dinereiros de Galicia, lo de los pactos nacional-independentistas de Euskadi y lo de los respaldos pagados de Canarias, no quedando esquina patria sin escobar. Y es que es lo que tiene que sean quienes se quedan con la pasta y se asignan los dineros a sí propios los que legislan: ¿acaso, sabiendo los políticos que la cosa general es torcida y tramposa se iban a comportar de forma derecha?... ¡Por el amor del cielo!: ¡cuando lo torcido es norma, lo lógico es lo torcido! Las Autonomías, unos absurdos entes nacidos exclusivamente para el gasto y el derroche con el propósito de dar cobertura histórica a dos únicas regiones, es lo que tiene, que multiplica la dilapidación del Erario y el número de corruptibles, no resuelve nada y llena cantidad de bolsillos oscuros, generando nuevos Midas por doquier. Lo lógico, en fin.

Pero es que en la cosa de la política nacional no acaece algo distinto, sino más de lo mismo. Nuestros políticos, lejos de ser honrados servidores, son soberbios servidos, no hay más que considerar tan impunes como intolerables asertos tales como ése de “ni un puto duro para los bomberos” del señor tal-y-tal de la comunidad de Madrid que aprendió maneras sobre la marcha, y no pasó nada de nada, lo que le facultó para creerse algo así como la encarnación paralela de un Hugo Chávez matritense, o la de su jefa, doña Esperanza, que dilapida lo que es de todos en inauguraciones diarias a tutiplén, o lo de las miembras y miembros del Gobierno de España, quienes a la chita callando declaran haberes personales de eurillos o deudas multimillonarias a la vez que ostentan y viven como rajás, cuando no los hay que regalan subvenciones o pisos de millones de euros a sus vástagos y cuando pocos o ninguno de todos ellos podrían justificar en muchas vidas de dónde han obtenido los dineros que derrochan y las propiedades que les aseguran una vida larga e indolente atiborrada de lujos y desenfrenos. Lo lógico, vaya.

Al querido y odiado juez estrella-estrellado se le puede acusar de lo que sea, pero especialmente de ambición desmedida, que no es poco, por creerse que podría nadar en la piscina política ésta tan infestada de tiburones. No tuvo bastante con su experiencia politiquera cuando lo de Felipe González, tiempos en que fue dios y diablo del mismo partido al sirvió, que se metió nuevamente con Zapatero en la mismas tenebrosas aguas creyendo que porque cambien los nombres de los tiburones dejan éstos de ser cruentos escualos. Le ha pasado lo lógico, en fin. Y es lo lógico también, que si un honrado juez osado o un independiente fiscal con ganas de trabajar se metiera a saco en cualquier ayuntamiento, comunidad autónoma o las mismas galerías de las minas del Estado, encontrara que poco o nada hay que sea derecho y que, quien más, quien menos, todos cuantos participan en esta merienda de negros fueran acreedores de figurar en las listas de los galeotes por haberse creído que el Erario es propiedad privativa suya.

Ya teníamos exceso de casos de corrupción del PSOE y en el PP como para que ahora cunda la alarma. ¿Cosa individual de algunos hombres?...: sin duda. Todos y cada uno de los políticos son hombres (y mujeres), y a nadie le amarga un dulce, ni nadie vive modestamente pudiendo hacerlo como un Onassis y habitar en un palacio. Lo lógico, ya saben, mientras los políticos sean hombres (o mujeres). Nada nuevo bajo el sol, en fin. Lo único que ahora sucede es han pillado a unos pocos mangantes, aunque ya verán como no pasa nada, tal y como sucedió con toda la escandalera del PSOE en sus más dichosos años. Miles y miles de millones desaparecieron entonces y no pasó nada, y ahora sucederá lo mismo: al tiempo. Vivir para ver, y los que tenemos cierta edad ya sabemos de qué va la cosa. Yo, por mi parte, quiero que gobierne mi madre. Los que quieran otro gobierno distinto, ya saben que pueden elegir entre cantimpalos y culares, pero sólo entre chorizos. Es lo que hay: es lo lógico. Mientras sólo podamos elegir entre los miembros de esta infecta clase política, no importa quien gane: perdemos todos. Lógica aplicada en su más elemental expresión.

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris