Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

El día del obrero futbolista

Antonio Álvarez
Antonio Álvarez
jueves, 8 de abril de 2010, 06:58 h (CET)
Dice Tote, futbolista del Hércules de Segunda División, que “no hay huevos a realizar la huelga”. Se refería a la convocatoria de paro que ha propuesto el nuevo presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luís Rubiales. Esa frase del delantero herculino dice mucho de la inacción que ha habido durante tantos y tantos años en el sindicato de los futbolistas.

Hasta que Rubiales se presentó como candidato, obligando a Gerardo González Movilla, ex presidente de la AFE, a convocar un proceso electoral , la AFE se dedicaba a amparar de manera más o menos prudente a los futbolistas de Primera y Segunda, con algún conato que huelga, más para quedar bien que para obligar. Los jugadores del resto de categorías eran huérfanos.

Sin embargo, el ímpetu de Rubiales le ha llevado a amenazar a la Federación Española de Fútbol y la Liga de Fútbol Profesional para solucionar una esperpéntica situación. Precisamente el ahora presidente del sindicato sufrió las penurias de un club en ruinas, como fue ese Levante en Primera que amenazó con no presentarse a varios encuentros, entre ellos uno en el Bernabéu.

Mucha atención le dieron los medios de comunicación, pero porque era en Primera y resultaba una novedad. Lamentablemente los impagos de los clubes de categorías inferiores no tan profesionalizadas, como Segunda B y Tercera, están al orden del día y, hoy por hoy, la novedad es que un club pague a sus trabajadores, ya que, al fin y al cabo, los futbolistas son trabajadores.

Rubiales ha emprendido un camino que le puede llevar a ser el más grande de los presidentes o el objetivo a derribar por los viejos elefantes que dirigen el fútbol español. Su intención es bondadosa. Busca presionar con el poder de los más grandes (Liga BBVA) para solucionar los problemas de ese Terrasa, de ese Alicante y de tantos y tantos clubes que no pagan a sus obreros.

Si el 1 de mayo es el día del trabajador, Rubiales, valiente, atrevido, con un espíritu jovial y luchador, pretende que el fin de semana del 16 y 17 de abril sea de los obreros futbolistas. Parece que Rubiales sí tiene huevos, pero, ¿el resto de futbolistas? Yo creo que no, que a los vanidosos jugadores de Primera que cobran millonadas les trae al pego que en Segunda B un compañero que es mileurista lleve ocho meses sin ingresar nada. Espero equivocarme, pero ese fin de semana sí habrá fútbol, por lo menos en Primera.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris