Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

La España oficial y la España real. Ningún parecido

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 8 de abril de 2010, 06:56 h (CET)
Es posible que los analistas económicos vean como buenos indicios estas últimas subidas del precio del petróleo y, hasta puedan ver en ellas un signo de esperanza, al considerarlo como una señal de una cierta recuperación de los mercados. Parece que empiezan a reanimarse gracias a que, las firmas privadas, aumentaron la contratación de personal, lo que supuso un aumento de puestos de trabajo, la manufactura estadounidense está creciendo al mayor ritmo en 5 años y que, la de China, está en alza y el Japón está mejorando su nivel de negocios. Todo ello puede significar que la economía está repuntando en algunos países y esto comporta una mayor demanda de crudo lo que, según los técnicos en la materia, contribuye a proporcionar un cierto soporte a los precios del crudo. Los ciudadanos de a pie españoles no vemos la situación de nuestro país bajo el mismo prisma y, por el contrario, no podemos menos de sentir una cierta alarma ante la perspectiva de que, un combustible tan necesario (tanto para la economía en general como para el uso particular) se esté situando a un nivel que puede contribuir a encarecer más los costes de nuestras empresas y gravar aún más las debilitadas economías particulares. No debemos olvidar que, entre las decisiones de nuestro Ejecutivo, está la de subir los impuestos, entre ellos el IVA, a partir del próximo mes de Julio y que, los precios del gas, la electricidad, y el butano han sufrido ya fuertes incrementos que superan, con creces, los escasos, mínimos y ridículos aumentos de la capacidad adquisitiva de los españoles que, por cierto, se ha situado a la altura de Letonia, a la mismísima cola de toda la UE.

Al contrario de lo que ocurre en estos países en los que ya perciben evidentes signos de recuperación, las noticias que tenemos los españoles de la situación de nuestra nación –que las debemos obtener desde los informes que nos llegan del extranjero, debido al hermetismo de nuestro Gobierno tan reacio en dar datos fiables sobre nuestra verdadera situación –; lo único que confirman es que, España, sigue sin levantar cabeza y parece que todavía no hemos llegado a tocar fondo en nuestro desplome económico. Resultan cómicos los esfuerzos de nuestros ministros y, entre ellos, los de la señora Salgado, cuando intentan pintarnos la situación de nuestra nación desde un prisma color de rosa; cuando los informes que se van sucediendo nos demuestran lo lejos que nos hallamos de tan paradisíaco horizonte. Por ejemplo: ¿saben ustedes que en el primer trimestre de este año los concursos de acreedores se han disparado un 13% interanual? y que, el sector de la construcción sigue sin levantar cabeza al frente de los fallidos, pero, en esta ocasión, le siguen el sector de automoción, transporte y servicios con tasas superiores a un 50%.

Se habla de que, las insolvencias, pueden estar estabilizándose pero, así y todo, durante este ejercicio del 2010 se volverán a producir 6.000 nuevos casos de procedimientos concursales. Pero hay algo que debemos destacar, por la significación social que ello comporta: en el primer trimestre de este año el número de insolvencias de personas físicas ha crecido de forma destacada. Y otro dato significativo: la mayor parte de las empresas que deben acogerse al procedimiento concursal, son empresas de 50 o menos empleados y sólo crecieron, en términos absolutos, en las con activo y pasivo menor de 2.000.000 de euros (datos de Libertad Digital); lo que confirma la precaria situación de todo el tejido industrial cubierto por la pequeña y mediana empresa y los autónomos. Se puede alegar que hay una tendencia a reducirse (también se ha reducido el número de empresas ya que, en el pasado 2009, tuvieron que cerrar más de 400.000), pero esto no nos sirve de consuelo si, al fin y a la postre, seguimos con “atonía inversora”, falta de productividad, y baja competitividad en relación al resto de países de la UE. Por mucho que se esté hablando de ello, la triste realidad es que la mayoría de las pequeñas empresas sigue con graves dificultades de financiación y existe un desánimo generalizado que impulsa, a muchos empresarios, a intentar salvarse de la quema antes de que las deudas les hagan perderlo todo. Los héroes que hoy se arriesgan a montar un nuevo negocio en estos momentos, nos tememos que sean pocos y, es posible, que mal informados.

Por otro lado, los esfuerzos de los gobiernos de determinadas autonomías, y las informaciones sesgadas que cierta prensa dependiente de las subvenciones del poder para poder mantenerse viva; por hacer creer a sus ciudadanos que van a ser los primeros en beneficiarse de la recuperación, cuando ésta llegue, no son más que brindis al sol, placebos verbales y, si se me permite la expresión, cuentos chinos para mantener al pueblo engañado y, lo que más les importa, calmado para evitar que, en un momento determinado, se produzca una situación social que acabe con el chollo que vienen disfrutando. Hablemos de la comunidad catalana y, vean ustedes lo que se nos esconde, a pesar de que quienes nos gobiernan están emperrados en seguir sacando pecho y en mantenerse en que, la suya, es la comunidad en la que menos se nota la crisis; hete aquí que ha resultado ser la región que ha aglutinado un mayor número de concursos de acreedores en lo que va de este 2010, con un número de 364, lo que representa el 23% del total de toda España. Le sigue la comunidad de Madrid con 257, un 17%; la Valenciana con 246, un 16% y Andalucía, con 123, un 8%.

Podemos seguir dejando que nos pongan cortinas de humo ante los ojos, que nos entretengan con casos Matas y Gurtel, que arremetan contra el Papa y la Iglesia católica, que sigan despilfarrando el dinero público tapando parches, enmendando errores y ofreciendo milagros para un futuro inmediato, éste que nos lo llevan prometiendo desde hace ya dos años y que nunca llega; algo así como ha sucedido con la resolución sobre el recurso de constitucionalidad del Estatut catalán; podemos engañarnos a nosotros mismos, diciendo que el Gobierno hace lo que puede y que la crisis es mundial; pero todo ello no es más que no querer ver la verdad, ésta que se emperra en desmentir lo que nos dicen los políticos y que nos enfrenta a la dura realidad de un paro, cada día más grande; de un incremento de la pobreza que obliga a personas que tenían un nivel de vida aceptable a tener que recurrir a los comedores de caridad; a apretarse el cinturón y prescindir de lo necesario para quedar reducido a lo imprescindible. Y, todo ello, viéndonos obligados a contemplar como estos políticos que tanto presumen de querer ayudar al pueblo, se están haciendo ricos, viven como nunca soñaron vivir y ocupan los puestos mejor pagados de todo el Estado; desde los cuales pueden observan con indiferencia, como las clases necesitadas deben enfrentarse a una situación, cada vez más extrema, provocada, precisamente, por la ineficacia, desconocimiento, temeridad, estupidez, empaque y tozudez de unos señores que sólo se han medito en política para enriquecerse. ZP nos dijo que España estaba blindada contra la crisis; que nuestras entidades financieras eran inmunes a los efectos de las sub prime; que en el 2009 habría en España pleno empleo; que el nivel de vida en nuestro país era superior al de Italia y que estábamos a punto de alcanzar el de Francia. De todo ello nada se ha cumplido, todo ha sido mentiras y más mentiras. Pero siguen en lo mismo.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris