Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Genocidio ó Falso Maltrato

Álvaro Ángel Díez (Valladolid)
Redacción
miércoles, 7 de abril de 2010, 09:52 h (CET)
Un juez asegura que las denuncias de falso maltrato causan “genocidio” entre los hombres, ya que, la consecuencia de esas denuncias –como por ejemplo la retirada de la custodia de los hijos—“esta llevando a que muchos hombres se estén suicidando”. El magistrado lamentó el “ataque visceral al hombre por el hecho de ser hombre” asegurando que se está produciendo un autentico genocidio” por lo que instó a investigar “cuantos hombres que han sido denunciados por sus parejas y que han pasado por una detención se han suicidado o lo han intentado, siendo luego los asuntos archivados o sobreseídos”. Dijo más, “si tuviéramos ese dato, sería un autentico escándalo a nivel nacional”, pues en Sevilla, en los últimos tres meses “me he enterado de tres casos de suicidio”, por lo que “si esto lo trasladamos a nivel nacional de manera anual, los suicidios ascenderían a más de 600”.

Esta mal acusar en falso, pero es mucho más feo hacerlo a tu propia familia. Una falta total de ética. Hay que mirar con lupa, sobre todo cuando no se aportan pruebas y penalizar la mentira, ¿O vale todo? Pueden producir más muertes las calumnias que los accidentes de tráfico, además de hacer daño en la reputación y el honor de una persona. Pienso que te deben juzgar por lo que haces, y no por lo que eres. Por cierto, ¿Y si a un hombre le pega una mujer le escuchan? Es insostenible más de medio centenar de muertes al año que se pueden evitar de una forma tan fácil como fijarse en las pruebas, o pedir informes psicológicos de la denunciante para evitar que una mujer desequilibrada se la arrastre a un camino que voluntariamente no habría cogido si estuviera en sus cabales. Hay que tener en cuenta que se está dando donde más duele, en los hijos, de ahí lo suicidios. En la mayoría de los casos el daño ocasionado no tiene arreglo, pero vemos que hay indicios de cambio, “la burbuja rosa” que es difícil que no estalle pronto. Repasar algunas tragedias nos puede ayudar a que otras no se lleguen a cometer. No hay que callarse ni ir de victima. La justicia es lenta. Quien la hace que la pague.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

Milagros

Casi todo el mundo cree que los milagros son el resultado de aplicar fórmulas mágicas o de la intervención directa de Dios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris