Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

Quique Sánchez Flores

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
miércoles, 7 de abril de 2010, 09:13 h (CET)
No es fácil ser entrenador del Atlético de Madrid. Posiblemente el banquillo colchonero sea el que más traseros ha calentado en los últimos veinte años. Técnicos ilustres como Bianchi, Sacchi o Ranieri fracasaron en el cargo, que en ocasiones se antoja más difícil que el de Ministro de Trabajo. Esta temporada es una de esas veces. El Atleti tardó sólo dos meses en tirar por la borda todas las ilusiones depositadas para este curso y, desde entonces, el único objetivo ha sido remar hacia adelante para deshacer la pifia inicial y volver al principio.

Abel Resino dejó un equipo cadáver donde sólo Agüero se mantuvo fiel al nivel que de él se esperaba. Forlán apenas tiraba a puerta, la defensa era el circo del sol y el centro del campo el lago Titicaca. La desidia era la tónica general en cada partido y las rotaciones tenían más consecuencias negativas que positivas. En ésas cogió el equipo Quique Sánchez Flores, que llegó como segundo plato ante la negativa de Laudrup al banquillo rojiblanco.

Unos meses después los datos del Atlético de Madrid son éstos: a cinco puntos de la UEFA en Liga, seis de los últimos siete partidos de Liga ganados en el Calderón –entre ellos a Valencia, Barcelona, Sevilla, Athletic y Deportivo–, finalista de la Copa del Rey y con un pie en las semifinales de la UEFA. Estos son los datos en frío sobre el papel, pero si nos ponemos analistas los méritos de Quique se multiplican como cromosomas: ha recuperado para el fútbol a Reyes, que vive el mejor momento de su carrera, ha descubierto a Degea y ha apostado por él, ha oxigenado el equipo con Tiago, ha formado una línea defensiva que en ocasiones parece incluso sólida, ha limpiado el vestuario de tarugos (Véase Cleber o Sinama Pongolle), ha encontrado un once inicial que todo el mundo se sabe y, lo más importante, ha devuelto la confianza a un grupo de jugadores que antes se creían fantasmas a rayas.

El trabajo y el esfuerzo que hay que hacer para reflotar un club con tendencia a hundirse como el Atleti requiere de inteligencia, disciplina, psicología y raciocinio, cuatro virtudes que Quique ha demostrado tener de sobra. Hay quien le achaca que siempre juega con los mismos once, pero... ¿acaso hay alguna alternativa convincente que pueda sustituir sin que baje el nivel del equipo a alguno de los titulares? La respuesta es no. Y ahí Quique ya no tiene culpa alguna porque hablamos de planificación de plantilla, algo que en el Atleti hacen en sus ratos libres entre Pitarch, Cerezo y Gil Marín, tres patas para un banco...

A día de hoy Quique Flores parece tan imprescindible en el banquillo rojiblanco como Agüero en la delantera. El técnico madrileño puede volver a llevar al Atleti a Neptuno catorce años después y, con un poco de suerte y talento, por doble partida. Está a tan sólo tres encuentros de la final de la UEFA y a noventa minutos de ser campeón de la Copa del Rey. Sin duda, tanto Quique como la afición rojiblanca se merecen un premio de una vez por todas.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris