Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La terquedad del PP en endurecer la Ley del Menor

Mario López
Mario López
miércoles, 7 de abril de 2010, 08:41 h (CET)
Parece que el PP estuviera esperando a que maten a un niño para emprender una iniciativa parlamentaria, siempre en la misma dirección: endurecer la Ley del Menor. Y siempre en contra de toda racionalidad. Los datos empíricos nos dicen que en la última década la delincuencia juvenil ha disminuido, que ha aumentado la edad en el inicio de actividades antisociales; es verdad que los adolescentes beben más y se interesan menos por los estudios que hace años, pero la delincuencia, los comportamientos violentos de los adolescentes, han disminuido.

Además, sabemos que nuestro Código Penal es de los más duros de Europa y que casi todo él se reduce a reiterar penas de privación de libertad. Claro que volverán a producirse acciones violentas entre adolescentes. Es prácticamente seguro que todos los años tengamos que lamentar el asesinato de uno de un niño. Por mucho que se endurezca la ley eso no va a cambiar. Y tendremos que acordar que, por horroroso que sea el asesinato de un niño a manos de otro niño, apenas tenemos que constatar uno al año. No es ningún consuelo para nadie, pero para actuar racionalmente tenemos que valorar la importancia cuantitativa del hecho. En infinidad de países los niños muertos violentamente se cuentan por miles, cuando no por cientos de miles. Sin embargo, en este inútil y retrógrado afán de endurecer las penas, estamos dejándonos en el camino muchas cosas: el establecimiento de penas alternativas a la reclusión, la reinserción social, la mejora en las condiciones de vida de los reclusos. El PP, con estas campañas cargadas del natural dolor que produce la edad de las víctimas, nos está llevando a consentir instituciones tan lamentables como algunos centros de menores de la Comunidad de Madrid en los que, según hemos sabido recientemente, se practica la tortura a menores. Así vamos por muy mal camino.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris